Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan Platea para los teatros tuvo una ocupación media de las salas del 32%

El proyecto, aprobado el año pasado por el INAEM, busca revitalizar compañías y salas municipales con seis millones

El director del INAEM, Miguel Ángel Recio. Ampliar foto
El director del INAEM, Miguel Ángel Recio.

El desayuno servía, a priori, para analizar otros asuntos. Pero al director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Miguel Ángel Recio, se le escapó que no parece que “vaya a haber Ley de Mecenazgo” y la atención se desvió inevitablemente hacia su admisión. Sin embargo, sí se habló también del balance del plan Platea, un proyecto lanzado el año pasado por el INAEM para revitalizar la presencia escénica en los teatros municipales, además de la razón real por la que el encuentro había sido convocado.

El plan, dotado con seis millones, busca una alianza entre INAEM, entes locales, teatros y compañías: cada entidad municipal podía aspirar a la financiación con un solo espacio y tenía que presentar previamente una programación al Instituto. Gracias a ello, se han celebrado 466 funciones a lo largo de toda España. Eso sí, la ocupación media de las salas ha sido del 32%, una cifra que Recio ha evitado calificar de baja ya que al ser el primer año del proyecto “no hay comparaciones con ediciones anteriores”. De momento, ya se han gastado 2,378 millones de euros pero el director del INAEM calcula que el instituto acabará agotando el presupuesto.

Recio ha reconocido que ha habido teatros y programadores que se han implicado poco en la promoción de los espectáculos y, básicamente, se han conformado con una “postura cómoda”: esperar al dinero público, recibirlo y aprovecharlo. De hecho, Recio ha adelantado que algunos pueden quedar excluidos de la siguiente convocatoria, que se mantendrá este año, aunque con un presupuesto algo inferior (cinco millones) y menos meses (se prescinde de los "complicados" diciembre y enero). Como afirmó el director hace un año, “Platea no es una subvención, sino que fomenta la gestión autosostenida de los teatros municipales y pretende que el dinero de las artes escénicas sea para las artes escénicas”.

A este propósito, el director ha relatado que están buscando un equilibrio entre reglas y condiciones previas que han de plantear a municipios y teatros para que entren en Platea –por ejemplo una tradición de programación desde hace dos años- y un “intervencionismo excesivo” que quieren evitar. En la edición de este año, las producciones tenían que constar de entre cuatro y 15 espectáculos, con la obligación de incluir circo, danza y obras infantiles. El 80% de la recaudación en taquilla acaba en los bolsillos de la compañía, el 15% al Ayuntamiento correspondiente y el 5% al propio INAEM. Justamente por este reparto el Instituto confiaba en una mayor implicación por parte de los otros protagonistas, de ahí que el plan se haya encontrado con algún teatro “dormido. Recio ha presumido sin embargo de que el plan ha permitido llegar a teatros de todas las Comunidades Autónomas.

Además de Platea y de los incentivos fiscales para las artes que contendrá la próxima reforma fiscal, Recio ha ofrecido una imagen panorámica de asuntos calientes. Así, ha asegurado que tiene razones para creer que el dinero destinado al teatro se mantendrá para 2015 –este año la partida para Cultura subió en 81 millones, dirigidos justamente a las artes escénicas- y ha contado que se han podido resolver las peleas que el INAEM tenía pendientes con el Ballet Nacional de España y la Compañía de Danza Clásica, centradas en los días libres imposibles que se imponían a los bailarines para no pagarles horas extra.

Sigue abierto, sin embargo, el frente con el Coro Nacional, que ya proclamó una huelga indefinida en junio y que podría afectar a su próxima actuación, prevista para principios de octubre. El conflicto radica en la cantidad de cantantes necesaria para llevar a cabo con la calidad suficiente el repertorio: los miembros del coro piden llegar al menos al centenar y la Administración mantiene los 69 con los que cuenta ahora mismo la plantilla. De todos modos, Recio aseguró que las negociaciones siguen abiertas.

Menos espacio todavía parece haber para conseguir un de Nacho Duato. La Compañía Nacional de Danza, que dirigió hasta 2010 y ahora tiene al frente a José Carlos Martínez, querría celebrar sus 35 años representando, entre otras, también coreografías de Duato. Sin embargo el célebre director negó hace años ceder los derechos y ahí sigue estancada la cuestión. Recio confirmó este extremo aunque aclaró que no ha llegado a hablar personalmente con el artista.