Miguel Ángel Perera triunfa a lo grande en su encerrona con seis toros en Nimes

Cortó cinco orejas, salió a hombros y confirmó su buen momento

Miguel Angel Perera torea a uno de sus seis toros en Nimes.
Miguel Angel Perera torea a uno de sus seis toros en Nimes.EFE

El diestro Miguel Ángel Perera cortó cinco orejas y triunfó a lo grande este sábado en su encerrona en solitario con seis toros en la feria de la Vendimia de la ciudad francesa de Nimes. Confirmó de este modo su extraordinario momento profesional y, con todo merecimiento, salió a hombros por la Puerta de los Cónsules, según informa la agencia Efe. Por la mañana, triunfaron en el mismo coso el rejoneador Hermoso de Mendoza y El Juli.

Con dos tercios de entrada, se lidiaron toros de Jandilla, -el sexto con el hierro de Vegahermosa-, aceptablemente presentados, bajos de raza y justos de fuerzas. El mejor, el quinto.

El balance de Miguel Ángel Perera fue el siguiente: estocada y descabello (ovación); casi entera (oreja); estocada (oreja); pinchazo y estocada (oreja); pinchazo y estocada (dos orejas); y estocada (silencio).

Hasta la salida del quinto toro, el mejor de un encierro que careció de raza y, a veces, de fuerzas, la gesta de Perera le había permitido confirmar su poderío, técnica, ganas y temple, a lo largo de cuatro faenas acordes con las condiciones de sus oponentes.

Siempre bien, pero aburrido también. Afortunadamente, el quinto le permitió a Perera enseñar su verdadera dimensión, a lo largo de una faena importante sobre ambas manos. El pinchazo previo a una estocada entera no impidió el corte de las dos orejas. El último, de Vegahermosa, no tuvo ni clase ni transmisión.

Por la mañana, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que cortó cuatro orejas, y el matador Julián López El Juli, que paseó cuatro y un rabo, protagonizaron un apoteósico mano a mano.

Se lidiaron tres toros para rejoneo de Hermanos Sánchez y Sánchez, y otros tantos de Victoriano del Río para la lidia de a pie, que, en general, ofrecieron buen juego. El primero de Victoriano, lidiado en segundo lugar, fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El balance fue el siguiente: Hermoso de Mendoza, silencio, dos orejas y dos orejas; El Juli, vuelta al ruedo tras aviso, dos orejas, y dos orejas y rabo. La plaza se cubrió en dos tercios de su aforo.

Adame, herido en Logroño

 La herida en el gemelo izquierdo sufrida por el mexicano Joselito Adame y el triunfo de dos orejas de Paco Ureña fue lo más destacado del segundo festejo de la feria de San Mateo de Logroño.

Con una pobre entrada, se lidiaron cuatro toros de Torrehandilla y dos -quinto y sexto- de Torreherberos, desiguales de presentación, y de comportamiento variado.

El resultado artístico de la corrida fue el siguiente: Paco Ureña, oreja, silencio y oreja en el que mató por Adame. Joselito Adame, silencio en el único que mató, y Juan del Álamo, oreja y palmas.

En la enfermería fue operado Joselito Adame de 'una cornada de 15 centímetros en el gemelo izquierdo’. El torero resultó herido por su primero, toro manso y con peligro, que en un brusco arreón lo lanzó por los aires, haciéndole presa después en el suelo. El azteca aguantó estoicamente en el ruedo hasta darle muerte, para pasar por su propio pie a la enfermería, de donde no volvió a salir.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50