Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ráfagas de historia

Ian Buruma y Nicholas Best publican dos valiosas incursiones historiográficas en la II Guerra Mundial

El presidente Truman, Stalin y Winston Churchill en una imagen tomada en el jardín del palacio de Postdam durante la comnferencia de paz de 1945.
El presidente Truman, Stalin y Winston Churchill en una imagen tomada en el jardín del palacio de Postdam durante la comnferencia de paz de 1945. Keystone

Dos libros parecidos y muy distintos a la vez. Uno, Año cero. Historia de 1945, del reconocido historiador, Ian Buruma, de origen holandés pero criado profesionalmente en EE UU, y Cinco días que estremecieron al mundo, del británico Nicholas Best, de esa subespecie que es el historiador periodístico. Ambos eligen un periodo en el que miran de encapsular personajes, evoluciones, situaciones que elevan a la categoría de definitorias de su tiempo. Los dos volúmenes son altamente legibles, con un ojo muy especial el de Best para la anécdota significativa, y vienen a sumarse a la ya mastodóntica cifra de miles de obras dedicadas a la II Guerra Mundial.

El libro de Buruma tiene un aliento mayor, una ambición de historizar ese tiempo final de la contienda, en el que acabaron y comenzaron tantas cosas, como una especie de charnela de lo contemporáneo, en que pasa revista a trascendencias de la hora como el hambre famélica en los países ocupados por Alemania; la venganza más o menos legalizada contra el colaboracionismo; la glorificación de la Resistencia, y la reconstrucción de una Alemania democrática contra la que se enarbolaban todos los recelos, en especial de Francia, entre otras cuestiones capitales para la Europa de la posguerra.

Los dos volúmenes son altamente legibles, con un ojo muy especial el de Best para la anécdota significativa

El volumen de Best es más anecdótico, busca preferentemente el personaje en esos días agónicos del nazismo. Tiene por ello un marcado carácter de reportaje, y en ese viaje el autor se permite algunas libertades no del todo santas como diversos “Himmler pensó…” y fraseos de ese estilo, que se reclaman más de la ficción que de la Historia. Pero es una antología muy bien fabricada, que va desde el personaje singular, pero desconocido, hasta las grandes figuras del delito contra la humanidad. Especialmente oportuno me pareció el pasaje dedicado a Joseph Heller, el novelista norteamericano que escribió la que me parece gran novela tragicómica de la II Guerra Mundial, Catch-22 (Trampa-22),y permite corroborar a quien conozca la obra que es fuertemente autobiográfica. Y como curiosidad hasta hay un breve fragmento en obsequio del general Franco. Dos excursiones-incursiones, por tanto, en la historiografía de la II Guerra Mundial valiosas, cada una en su género; el mismo, pero distinto.

Año Cero. Historia de 1945. Ian Buruma. Traducción de David León Gómez. Pasado y Presente. Barcelona, 2014. 450 páginas. 29 euros.

Cinco días que estremecieron al mundo. Nicholas Best. Traducción de Gonzalo García y Cecilia Belza. Pasado y Presente. Barcelona, 2014. 362 páginas. 27 euros.

Más información