Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una heroína velada contra el acoso

Una joven egipcia lanza un cómic de superhéroes para criticar la violencia e islamofobia con una protagonista que luce el 'hiyab'

Tres viñetas del cómic protagonizado por Qahera, superheroína con velo. Ampliar foto
Tres viñetas del cómic protagonizado por Qahera, superheroína con velo.

En árabe, qahira significa la “victoriosa” o la “conquistadora”. Esa es la raíz que dio nombre a la capital de Egipto: al-qahira. Y es también la inspiración del apelativo de una heroína de cómic que lucha contra “la misoginia, la islamofobia y otras muchas cosas”. Una de sus características más destacadas es que Qahera lleva el hiyab, o velo islámico, asociado por muchos a una actitud sumisa, un estereotipo que la autora del cómic pretende romper.

Qahera es la creación de Deena Mohamed, una estudiante de diseño gráfico egipcia de 19 años. De momento, las aventuras se pueden encontrar en su web. Pero pronto podrían verse en papel, pues varias editoriales se han interesado. Desde su creación en septiembre, la web de Qahera ha recibido cerca de 700.000 visitas, la mayoría en Egipto, pero también en EE UU, ya que buena parte de sus historias están en inglés.

“Empezó como una broma con unos amigos”, declaró Mohamed a la BBC. “Era mi forma de responder a lo que me frustra. Qahera es un medio para intentar concienciar a la sociedad de las cosas que me importan”, agrega, sorprendida por la notoriedad que han adquirido sus obras.

Una de las tendencias que más la frustran de la sociedad egipcia es la ubicuidad del acoso sexual en las calles. Así, espada en mano, Qahera salva a las asaltadas y da una lección a los agresores: “Nunca vuelvas a molestar a una mujer”. Según una encuesta de la ONU, más del 95% de las egipcias ha sufrido el acoso sexual. Tras presiones de ONG y grupos feministas, el gabinete está estudiando una propuesta de ley que lo defina y castigue.

El concepto del superhéroe es anterior a la civilización occidental

Mohamed no tiene reparos en mostrar su apego a la identidad islámica y rechaza la visión paternalista de algunas activistas occidentales. Como Femen, el grupo surgido en Ucrania que utiliza la desnudez como elemento de protesta, protagonista de otro episodio de Qahera. “Déjanos rescatarte. Líberate de la opresión y únete a nosotras”, le grita un grupo de mujeres desnudas instándole a quitarse el velo. Pero ella con una cuerda las ata haciendo un ramillete y las deja colgando de una rama en un acantilado. Y suelta: “¿Ahora quién os va a salvar a vosotras?”.

“Femen deshumaniza, estereotipa y excluye a la mujer musulmana de su versión del feminismo. No tiene nada que ver con su desnudez. Ni a mí ni a Qahera nos importa eso”, escribe Mohamed en su web. Uno de sus objetivos es denunciar la islamofobia, de ahí el hecho de que Qahera luzca el hiyab. Aunque una superheroína de cómic velada es un elemento rompedor en Egipto, hay precedentes en otros países, como Burka Avenger.

Entre muchas reacciones positivas, Mohamed ha recibido algunas críticas. Por ejemplo, por combatir la islamofobia con un elemento cultural occidental como el cómic. “Los tebeos no son una expresión occidental. Quizás sí los que tienen una marca popular, pero tanto el concepto del superhéroe como la narración de historias de forma visual es anterior a la civilización occidental (¿a qué no sabéis quiénes eran muy buenos en narrar historias visualmente? Los antiguos egipcios)”, remacha en su web.