Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Picasso en su taller. Una suma de destrucciones

María Teresa Ocaña, comisaria de la exposición que acerca el trabajo como vida del genio, explica sus principales claves

'Naturaleza muerta con paleta, vela y cabeza de Minotauro', 1938. The National Museum of Modern Art, Kyoto Ver fotogalería
'Naturaleza muerta con paleta, vela y cabeza de Minotauro', 1938. The National Museum of Modern Art, Kyoto © Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2014 8.

El taller de Picasso es el escenario en el que el artista se mueve, donde transcurre gran parte de su vida; recintos interiores en los que, mediante experimentaciones sin límite, fragua la cristalización de sus sueños. A través de sus sucesivos talleres, su aislamiento interior se convierte paulatinamente en la descripción de su entorno. Fiel fotógrafo y narrador de su autobiografía, retrata lo que le es más próximo: el escenario fundamental de su existencia, el laboratorio oculto donde se lanza a osadas transgresiones en las que la mirada interna se impone a la mirada externa. Sin perder de vista la tradición de la pintura, Picasso vulnera sus reglas hasta destruirlas y generar nuevos cánones de belleza que responden a su momento vital, a su época; en definitiva, a la contemporaneidad.

El taller como espacio de la labor creadora del artista, a la vez que como representación fiel y diario de su cotidianeidad es el recorrido que plantea esta exposición. Sigue leyendo aquí.

Más información