Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Uno peca de soberbio cuando le va bien”

El rapero chileno, ex integrante del legendario grupo Makiza, regresa al ruedo con un disco inspirado en su lucha contra el cáncer.

“Uno peca de soberbio cuando le va bien”

Seo2 volvió a tomar el micrófono en 2013, tras ganarle el pulso al cáncer. No obstante, antes que darle un matiz trágico a su agonía, el rapero chileno transformó su angustia en una experiencia mística. “El cáncer lo padeces, pero no lo sufres”, describe el también productor en un café del barrio porteño de Recoleta, poco antes de participar como jurado en la final internacional de Red Bull Batalla de los Gallos. “Lo que sí padeces es el tratamiento. Superarlo es una prueba muy fuerte, pues tienes que pasarla para seguir vivo. Muchas veces no quise continuar. Sin embargo, el amor y el apoyo que me brindó el público, más allá de que no me encuentre en el tope de mi carrera, me sorprendieron. Eso me demostró que hay que aprender a vivir con humildad, que en el fondo uno está al mismo nivel de la gente. Ahí dejas de ser una estrella, y actúas igual que los demás. En mi nuevo disco, Reinicio, reflexiono sobre eso. Uno peca de soberbio cuando le va bien, aunque la vida te pone pruebas constantemente. Si bien el rap se basa en el ego, al final del día todos somos iguales”.

Al tiempo que las líricas del inminente tercer álbum en solitario del MC de 37 años surgieron como consecuencia de la lección que le legó el cáncer, musicalmente este material pretende entrar en sintonía con el actual sonido del hip hop chileno. “Después de que lancé mi primer álbum, Relativo & Absoluto (2009), un trabajo muy personal en el que mostré lo bueno y lo malo de mí al mismo tiempo, me di cuenta de que había toda una generación de raperos nuevos que desconocía. Lo que me llevó a preguntarme por qué no estaba ahí con ellos, si no estaba corriendo a ningún lado”, explica Cristian Bórquez, el nombre detrás del álter ego. “Entonces empecé a frecuentar esa escena a ver qué estaba pasando. Luego de conocer a varios de sus exponentes, que hoy son los MCs que están en boca de todos, se me ocurrió hacer un álbum de contribuciones. De manera que en Por puro amor al rap (2010) intervienen artistas que crecieron escuchando mi música, y con los que quería colaborar porque me gustan mucho”.

Trajimos con nosotros los casetes y CDs de los artistas que estaban sonando afuera, y ese discurso lo tradujimos y adaptamos a la realidad chilena.

El rapero chileno es toda una leyenda en su país, pues fue integrante de Makiza: la banda que no sólo le dio una identidad propia al hip hop local, sino que introdujo al género en el imaginario cultural de la nación sudamericana. “El rap llegó muy fuerte a Chile con los hijos de retornados debido a que fue una generación que venía escuchando esa música en Europa o Norteamérica”, evoca el MC que compartió roles en la agrupación con Ana Tijoux, quien saltó a la fama mundialmente después de que Tom Yorke, mandamás de Radiohead, se declarara fan de su álbum solista 1977, publicado en 2009. “Ana había vivido en Francia, Cenzi en Canadá, y yo en Suiza. Nuestro grupo de amigos también creció en el exilio. Así que al volver trajimos con nosotros los casetes y CDs de los artistas que estaban sonando afuera, y ese discurso lo tradujimos y adaptamos a la realidad chilena. Y la gente se dio cuenta de eso. Artistas como Tiro de Gracia tuvieron un antes y un después a partir de la creación de Makiza. Influimos fuertemente en el movimiento”.

En 2004, cuatro años después de que el cuarteto que ayudó a convertir a Chile en una potencia del rap latinoamericano anunció su separación, Ana y Seo2 se reunieron para grabar algunos temas y brindar un show, lo que desencadenó el regreso de Makiza. No obstante, esa vuelta a los escenarios, que incluyó el lanzamiento de un álbum, Casino Royale (2005), se convirtió en un karma para sus integrantes. “Una vez que Makiza se acabó, formé el proyecto Némesis con Cenzi, el otro MC del grupo, y nos fue bastante bien”, evoca el rapero que en el hiato colaboró con los hiphoperos mexicanos De Lo Simple y con los españoles Dos Hermanos. “En el regreso de Makiza, al principio todo salió muy bien, pues pudimos hacer varias cosas que teníamos pendientes. Pero terminamos mal. Resolvimos algunas cosas, aunque otras fueron imposibles de solventar. Entonces decidí finalmente debutar como solista. Sin embargo, mi planteamiento inicial fue desacertado porque recreé mi imagen en vez de profundizar en lo artístico, que es lo que estoy haciendo ahora”.

No obstante, la actual generación de la doble hache del país sudamericano al parecer no ha causado el mismo impacto que el que provocó la avanzada que encabezó Makiza, a la que se le ha denominó “La edad de oro del rap chileno”. “Como no puedo ser el artista revelación a mí edad, estoy obligado a tocar los temas antiguos. El rap chileno está pegado en los noventa. Es lo que se rescata de una movida que se comercializó mucho, que se transformó en algo muy superficial”, señala Seo2. “Si bien la nueva escena local de hip hop se siente muy identificada con Aerolíneas (NdelR: el segundo álbum de Makiza, que en 2014 cumplirá 15 años, es considerado uno de los discos fundamentales del hip hop de habla hispana), al mismo tiempo evidencia un recambio que es súper fuerte, al igual que un montón de cosas que nosotros no vivimos. La realidad es que es más fácil vivir del rap en esta época que en la que teníamos el grupo. Salvo Ana, ningún exponente de mi generación pudo dedicarse de lleno a la música. Sin embargo, me alegra haber dejado una huella importante”.

El hip hop es la música del pueblo

A pesar de que la música chilena disfruta de una de un momento creativo excepcional, el rap no ha podido encontrar su espacio dentro de esta época. “Es súper raro porque el hip hop es la música del pueblo, de los sectores populares, en general. Pero en mi país no hay clase baja, por lo que el promedio se encuentra en la media. No obstante, el pop está hecho por la clase alta”, revela el MC. “Yo no tengo problema con eso porque muchos de ellos son mis amigos. Aunque es muy loco que esa música que logró trascender pertenezca a la élite, pues tienen medios de difusión más grandes que los del rap. A nuestra movida le falta mayor martketing debido a que, si bien está en constante actividad, los periodistas y el público no se percatan de que existe. Cada vez que le pregunto a alguien si escuchó a Liricistas, la mayoría me responde que no los conoce. Y es increíble que pase esto cuando en su canal de YouTube ya cuentan con tres millones de visitas. No lo sé, quizá es más atractiva Francisca Valenzuela que tener a estos chicos que dicen malas palabras y fuman marihuana”.