El arte de la parálisis

El torneo de Benasque, entre otros, ha inaugurado la serie estival que mezcla a aficionados y profesionales de muchos países por toda España. Otra de las citas clave del verano será en Linares (http://es.chessbase.com), que acogerá a cinco Campeonatos de España consecutivos (así como un torneo internacional femenino) del 19 de agosto al 14 de septiembre; si la iniciativa tiene éxito y deja dinero en la deprimida ciudad jiennense, el Ayuntamiento estudiaría la recuperación del legendario Ciudad de Linares. En cuanto al ajedrez pedagógico y terapéutico, el siguiente hito (tras el reciente congreso de Buitrago) será en los cursos de El Escorial. Esta columna se dedicará desde el 15 de julio al 31 de agosto a las Joyas Históricas. Antes, desde mañana, disfrutaremos de las mejores partidas del torneo de Pekín (Gran Premio de la FIDE). Y como aperitivo, una pequeña obra de arte, de las muchas incluidas en el libro Ajedrez Artístico (Editorial Selector), del mexicano Guil Russek. A primera vista, el empate es fácil porque el rey negro está muy cerca de los peones. Sin embargo, las blancas tienen una oportunidad ahora mismo -luego es tarde- para aprovechar el escaso radio de acción de la torre negra y la posición avanzada de sus peones: 1 Ae5 Axe5+ 2 Txe5+ Rf8 3 Te8+!! Rxe8 (si 3 ..Rg7 4 Txh8 Rxh8 5 f6 fxg6 6 Rd7 Rg8 7 Re7, ganando) 4 g7 Tg8 5 f6 (zugzwang: la obligación de jugar produce la derrota) 5 ..Tf8 6 gxf8=D+ Rxf8 7 Rd7 Rg8 8 Re8 Rh7 9 Rxf7 Rh8 10 Re7, ganando.

Correspondencia: ajedrez@elpais.es

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50