Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Empujados al abismo

Si la subida del IVA no se suspende en Arco el mercado desaparecerá en España

En un escenario en el que el negocio del arte en España tiende a cero, la subida del IVA solo añadirá incertidumbre. Más recaudación de un mercado de miseria no conduce a nada. Históricamente, y a diferencia de otros países, no está bien visto gastarse dinero en obras de arte. A nadie le extraña que alguien invierta un dineral en comprar un coto de caza o en adquirir una tercera vivienda. Pero, que se prepare el que se gaste los ahorros en una fotografía o en un cuadro.

En este panorama, subir el IVA hasta el 21 % carece de sentido. Lejos de recaudar, va a empujar a muchos a operar en el mercado negro, una práctica más extendida de lo que muchos creen. Yo soy de las pocas galeristas que coloco el precio en cada una de las cartelas de las piezas que tengo en venta. La falta de transparencia está extendida también fuera de España. Son pocos quienes detallan los precios en las ferias internacionales y lo digo con conocimiento de causa. En la última feria Frieze, celebrada en Londres, lo he podido comprobar de nuevo.

¿Por qué nos van a comprar si en las galerías extranjeras el precio es mejor?"

Creo que Arco puede ser la primera gran víctima de este estado de cosas. Acabamos de tener una reunión para plantear que al menos durante los cinco días de la feria, las ventas estén exentas de IVA. Si no es así, puedo asegurar que este negocio desaparece en España. Las únicas ventas se hacen durante la feria. ¿Por qué los coleccionistas nos van a comprar a nosotros si en las galerías extranjeras consiguen mejores precios?

Se dice que los jóvenes serán las grandes víctimas, pero no creo que sea así. Siempre lo han sido. Desde que llegué a España, a finales de los cincuenta, ha funcionado de igual modo. Y que tengan muy claro que la solución no pasa por vender directamente en casas o estudios. El papel de los galeristas, intermediarios entre coleccionista y creador, es indispensable. La gran víctima es el arte y la cultura en general, porque no es un artículo de lujo.

No sé si estamos reaccionando con el nivel que se espera de nosotros. En mi caso, puedo decir que he vendido casi toda la exposición Orígenes, con fondos de la galería al mismo precio que adquirí las obras hace más de 20 años. Es el momento de que todos actuemos para que el desastre no sea irreversible.

Helga de Alvear es galerista.

Más información