Viaje al corazón de ‘Homeland’

La serie triunfadora de los premios Emmy vuelve con más intriga en su segunda temporada Esta nueva entrega llega este domingo a Fox en versión original subtitulada

Damian Lewis, en Homeland
Damian Lewis, en Homeland

Las luces se apagan en el plató y los focos señalan a una única estancia, de repente la directora de fotografía e iluminación grita: “Acción”. El silencio reina en la nave industrial de Charlotte, Carolina del Norte, lugar donde se graba Homeland, la gran triunfadora de los pasados Emmy, los premios de la televisión en Estados Unidos. La serie se llevó los galardones de mejor drama, actor protagonista, actriz protagonista y mejor guion. Solo el episodio piloto de esta ficción se rodó en exteriores. Todos los demás, en estudio.

En la escena que se está grabando, Carrie (Claire Danes) está sentada a un lado de la mesa, al otro se puede ver al sargento Brody (Damian Lewis) malherido. Saul (Mandy Patinkin) pasea lentamente por la estancia, se acerca al prisionero y le enseña un móvil: “Llama a tu mujer y explícale que volverás a casa esta noche”. Brody coge el teléfono y marca. Tras una conversación de no más de dos minutos, el sargento finaliza con un cortante: “No te preocupes estoy bien, pero llegaré tarde”. Fin de la toma; alguien grita “perfecto”; y el equipo aplaude. Por segundo año, las luces blancas e intermitentes de la sala de interrogatorios de la CIA se encienden para acoger la ficción. Homeland vuelve y lo hace con fuerza. Esta segunda entrega de la serie llega mañana (22.00) a la cadena Fox en versión original subtitulada, la versión doblada se podrá ver a partir del 18 de octubre.

“La anterior tanda de capítulos sirvió para situar a cada personaje y se producían muchos sobresaltos. El público descubría de repente lo que sucedía y era muy intenso. La trama giraba entorno a los secretos”, explica Michael Cuesta, director de varios de los episodios. La ficción ha conseguido “una gran acogida”, señala Cuesta, y añade: “Creo que es porque hemos sabido manejar de forma muy prudente el tema del terrorismo”. Una mezcla de suspense, espionaje y drama psicológico que ha convertido a Homeland en uno de los grandes éxitos de la cadena estadounidense Showtime, especializada hasta ahora en series que combinan drama y comedia.

Para completar la nueva tanda de 12 capítulos que compondrán la segunda temporada, el equipo trabaja una media de 12 horas al día en el enorme plató que acoge los decorados a escala real de todos los escenarios donde transcurren las principales tramas de la serie.

Claire Danes, en un momento del rodaje
Claire Danes, en un momento del rodaje

“Ahora los personajes han evolucionado”, explica el director. Tras un lapso de tiempo de seis meses, los protagonistas han sufrido grandes cambios. Carrie ha estado una temporada internada en el hospital y ahora vive en casa de su hermana. Brody gana las elecciones y se convierte en congresista. Saul ha abandonado la oficina central de la CIA en Langley y ha vuelto al trabajo de campo, en Beirut, unas escenas que se grabaron en Israel, Tel Aviv, durante un mes.

“Allí sucederá algo imprevisto que obligará a Carrie a volver a ser una agente de la CIA”, señala Patinkin, entusiasmado por su papel en la serie. “Adoro la relación que tiene Saul con Carrie. Es de admiración mutua, una relación de amor”, asegura el actor. Rupert Friend (La reina Victoria, 2009) es una de las nuevas incorporaciones que tratarán de ampliar el espectro de suspense de Homeland en estos nuevos episodios. Este actor británico, que nunca antes había trabajado en EE UU, interpreta a un agente de la CIA: “Soy analista y mi personaje no encaja para nada con el carácter de Carrie. Oculto algo, un doble juego. Ya lo veréis”.

Intrigas aparte, en la nueva temporada de la serie, el sargento Brody y la agente de la CIA Carrie seguirán con el tira y afloja que tanto cautivó a la audiencia el año pasado. “Creo que siempre existirá una relación de codependencia entre ellos”, asegura Lewis tras finalizar una escena de 20 minutos “muy intensos” para la que han sido necesarios cuatro días de rodaje. “Son dos personajes que tienen mucho en común. Ambos padecen trastornos psicológicos y eso hace que cada uno conozca al otro a la perfección. Ninguno de ellos confía en el otro. Seguramente para muchos espectadores sea una relación insana, pero para mí, como actriz, es estupenda. Somos responsables del éxito que está teniendo la ficción y espero que los espectadores disfruten de esta nueva temporada tanto como nosotros haciéndola”, apunta Claire Danes.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS