‘Arraianos’, un filme español de estreno en Locarno

Dirigida por Eloy Enciso, el filme se adentra en los mitos y bosques de la frontera entre Portugal y Galicia

Un fotograma de 'Arraianos'
Un fotograma de 'Arraianos'

Hubo hace tiempo, mucho tiempo, una tierra de nadie entre Portugal y Galicia, envuelta en un paisaje de bosques húmedos y cielos encapotados. Era conocido como Couto mixto (en gallego) y Couto misto (en portugués) y estaba compuesto por unas pequeñas aldeas perdidas en las montañas, casi inaccesibles. Sus habitantes no se sabía si eran portugueses o gallegos. Era lo de menos. La búsqueda de ese espacio fronterizo, de ese lugar plagado de mitos, de bosques, en una mezcla casi perfecta entre realidad y ficción, está en el inicio de la película Arraianos, dirigida por Eloy Enciso Cachafeiro y producida por Carlos Esbert, que mañana se estrena en el Festival de Cine de Locarno en la sección oficial dedicada a los nuevos realizadores, Cineastas del presente.

Con Arraianos, Eloy Enciso ha regresado a su infancia. Nacido hace 37 años en una pequeña aldea en la frontera entre Portugal y Galicia, el director ha buscado en sus orígenes y en esas imágenes que le quedaron grabadas de niño y que, poco a poco, se han convertido en una mezcla de realidad y ficción. Viene de una familia rural de granjeros de vacas y conoce bien esa relación entre humanos y animales, y entre ellos y el paisaje. Esas conexiones emocionales que surgen entre el hombre y su entorno, con la lluvia y esos bosques impenetrables. Arrainos, interpretada por habitantes de la zona, es una fábula sobre el mundo rural y su obstinada resistencia a desaparecer. “La película trata sobre la generación de mis abuelos, una generación que yo veo como una especie de bisagra entre dos épocas bien diferentes, la última en la que subyace esa relación entre la realidad y lo que está más allá de la realidad”, asegura Enciso, en conversación telefónica desde el aeropuerto de Madrid con destino a Locarno.

Sin un guión definido, dejándose llevar por el aura tan especial de la zona, Arraianos da voz e imagen a hombres y mujeres que saben bien de la dureza del mundo rural pero también de sus mitos, supersticiones e imaginación. Hombres y mujeres surcados de arrugas y conocedores de cuentos y de irrealidades. Un año de trabajo utilizó Enciso con los intérpretes del filme para ensayar los textos de la obra O bosque, un drama escrito en los años sesenta por Jenaro Marihnas del Valle, muy influenciado por el desasosiego de Pessoa. “Quedé seducido por el ritmo y la musicalidad de sus diálogos y del retrato alegórico de un lugar con un destino trágico”.

Rodada en dos etapas, en 2009 y 2011, no es Arrainos una película comercial al uso, sino de alto riesgo creativo, inspirada en el cine de Jean-Marie Straub y Daniéle Huillet, transgresores por su ascetismo y rigor narrativo. Llena de poesía y con unas imágenes bellísimas, el filme es un encuentro cercano, nada intelectual, con el mundo del mito y el pasado, dentro de un bosque que se resiste a desaparecer.

Su presencia en Locarno es la mejor noticia que podían recibir su director y productor, que se conocieron en la escuela de San Antonio de Baños, en Cuba, y que desde entonces forman una especie de cuarteto de cuerda junto con el fotógrafo Mauro Herce y el montador Manuel Muñoz. “Es una gran oportunidad. Creo que Locarno es el festival ideal para este tipo de película. Para nosotros supone una buena plataforma internacional. Desde el mismo momento que se anunció nuestra presencia, estamos recibiendo llamadas y propuestas”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50