Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jon Lord, teclista de Deep Purple y avanzada del ‘heavy metal’

Pionero del 'heavy metal', fue coautor de ‘Smoke on the water’ y ‘Child in time’

Tenía 71 años y padecía cáncer de páncreas

Jon Lord, músico de Deep Purple. Ampliar foto
Jon Lord, músico de Deep Purple.

El riff, un fraseo musical, es el alma de una canción de rock y hoy ha muerto el padre de uno de los más colosales riffs de la historia, Jon Lord, coautor de Smoke on the water el gran himno de la banda británica Deep Purple extraído del álbum Machine Head (1972). Lord, maestro del órgano Hammond, formado en el piano clásico, tenía 71 años y padecía cáncer de páncreas.

Según informa la revista NME, la causa de la muerte ha sido una “embolia pulmonar”. En el momento de su muerte, en una clínica londinense, estaba rodeado por su familia. "Jon pasa de la Oscuridad a la Luz", han señalado sus allegados.

Jonathan Douglas Lord (Leicester, Reino Unido, 1941) empezó a estudiar piano a los cinco años. Bach y la música medieval británica fueron sus principales influencias en esta etapa temprana, pero después serían los sonidos del órgano Hammond, que brotaban de teclistas de blues y jazz como Jack McDuff, Jimmy Smith y Jimmy McGriff, los que marcaron para siempre a Lord. De hecho su primera banda fue el Bill Ashton Combo, un grupo de jazz.

En 1968, cuando ya llevaba a sus espaldas una larga y reputada carrera como músico de estudio funda Deep Purple junto al baterista Ian Paice. La banda lucirá para siempre el raro privilegio de haber contribuido a la fundación de todo un género musical, el heavy metal. Solo Black Sabbath, Iron Butterlfly y Led Zeppelin.

Tras unos comienzos de versiones de éxitos estadounidenses y más orientación pop, la banda no despegaría hasta su refundación en 1970, con el fichaje del cantante Ian Gillan (que por entonces andaba engolfado en Jesucristo Superstar) y del bajista Roger Glover. Se sumaban nada menos que a una nómina compuesta por Lord, Paice y el guitarrista Richie Blackmore, otro icono de la música del siglo XX. Es a partir de este momento cuando Deep Purple comienza a afinar el tiro.

Con motivo de la reedición de Made in Japan en 1998, Lord declaró: "Éramos como ardillas musicales, robábamos del jazz, de la música clásica, del viejo rock and roll, de aquí y de allá". El éxito no llegaría con su primer trabajo de esta segunda etapa (Concerto for Group and Orchestra, 1970), pero el hecho de grabarlo con la Royal Philharmoic Orchestra ya dejaba a las claras cuáles eran sus objetivos. Las aportaciones de Lord ganaron en personalidad y complejidad, pinceladas barrocas, rock progresivo: un abigarramiento melódico que, contra pronóstico, daba un vuelo y empaque sinfónico a composiciones de gran dureza. Dee Purple ostenta el récord como banda más ruidosa.

La carrera de Lord se ramifica mucho más allá de esta formación, además de su trabajo como músico de sesión y trabajos de composición, se embarcó en proyectos de calado como el trio Paice, Ashton & Lord y, sobre todo, la banda Whitesnake, formación de gran éxito comercial en la que estuvo de 1978 a 1984. Harto de su condición de asalariado en esta última banda, Lord volvió a Deep Purple cuando esta formación recuperó su composición legendaria. Con ella se lanzó de gira en los ochenta y los noventa y publicó álbumes de éxito, siendo Perfect Strangers (1984) un nuevo gran éxito.

En 2002 Lord abandonaría Deep Purple pero nunca su dedicación por la música. Siguió cultivando el jazz y el blues en diferentes formaciones y alumbró en 2007 el Durham Concerto, una obra que conmemoraba el 175 aniversario de la Universidad de Durham y en el que contó con un chelista, una violinista y un flautista. Con Lord muere un creador de reputación indiscutible que, además, contribuyó a dignificar entre la aristocracia de la música el no siempre bien conocido, y valorado, género del heavy metal.