Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Miquel Plana Corcó, artista del libro

Destacado editor de libros de bibliofilia

Miquel Plana Corcó.
Miquel Plana Corcó.

Miquel Plana Corcó (Olot, 1943), fallecido el pasado mes de mayo, fue un destacado editor de libros de bibliofilia cuya obra fue objeto de varias exposiciones antológicas, entre ellas las que le fueron dedicadas en la Biblioteca Nacional, el Museo de Historia de Cataluña y la Universidad de La Sorbona.

Plana cursó estudios de grabado en su ciudad natal y aprendió el oficio de tipógrafo en una imprenta artesanal. En 1970 montó su propio taller y tres años después publicó su primer libro, sobre un texto del escritor de Olot Domènec Moli, que ilustró con 10 aguafuertes originales, una edición a medio camino entre el libro de artista y el de bibliófilo. A partir de este trabajo, cada año iría sacando a la luz un libro de características similares.

A partir de 1977 amplió el campo creativo, sin perder el arraigo local ni el trabajo artesano pero acomodándose a las nuevas tecnologías de la impresión, con textos de escritores más conocidos ( Poe, Pla, Rilke, Gimferrer, por mencionar algunos). Adoptó otros formatos de edición y reconocidos artistas (Jordi Curós, Domènec Fita, Josep M. Subirachs, Modest Cuixart, François Maréchal) ilustraron los textos.

Con el tiempo, Plana fue convirtiéndose en el artífice casi único y total de unos libros, en los que importa no solo la concepción y la realización de cada uno de los aspectos, sino principalmente la coherencia y la armonía del conjunto. Plana cuidaba directamente de todas las fases de su trabajo, desde la selección de los textos, la maquetación de las páginas, la ejecución o al menos la supervisión de la impresión, la elaboración y estampación de los grabados, hasta la distribución y venta directa a los compradores. Sus tiradas, dirigidas a un público altamente especializado, rara vez superaban los 75 ejemplares, pero su nombre pronto sobrepasó el ámbito local y este singular artista se convirtió en una referencia para coleccionistas y bibliófilos.

Francesc X. Puig Rovira es bibliófilo.