Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mis queridos secundarios

Mis queridos secundarios

Algunos lo llaman actor de reparto pero en esta parte del mundo los conocemos como “secundarios”. Son esos actores y actrices cuyo (gran) mérito reside en salir ahí fuera un rato y robarle la cartera a la estrella de turno.

El cine les ha dado brillo y disgustos y la tele les ha dado algo que el séptimo arte les había robado: proyección, público y visibilidad. Se ha dicho siempre que una serie en condiciones es un gran regalo para un actor, no sólo porque la tele se enciende en millones de hogares sin necesidad de pago (más allá de la electricidad, las plataformas privadas o los impuestos especiales, como el del Reino Unido) sino porque los arcos argumentales son largos y los tiempos de cocción lentos. Además hay un último factor a tener en cuenta: la tele ya no es el cementerio de elefantes donde los actores van a morir y finiquitado (definitivamente) ese matiz se ha abierto la veda para que cualquier intérprete, sea grande o muy grande, pueda meter pie en la pequeña pantalla sin recibir miradas de oprobio.

Para un servidor hay unos cuantos incunables cuya naturaleza les hace imprescindibles cuando se habla de la especialidad secundaria y el primero de ellos/as, aunque pueda parecer sorprendente, es Glenn Close. Close se encerró en El Corral, aquella comisaría donde caían chuzos de punta, para intentar pararle los pies a Vic Mackey, el policía más corrupto e hijoputesco que ha parido la ficción americana. La serie se llamaba (como es obvio) The Shield y la actriz estadounidense daba una lección de clase, sensibilidad y solidez y apuntalaba la que fue –seguramente- la temporada más gloriosa de una serie legendaria. Close estableció en The Shield los básicos del secundario de lujo: no importa quién seas o quién hayas sido, en la tele hay que luchar por cada metro.

Lo mismo puede decirse de Jared Harris. Hijo del gran Richard Harris y uno de esos tipos con licencia para asesinar colegas, de enterrarles con una sola escena. Los dos ejemplos son casi vergonzantes: Mad Men y Fringe, interpretando –respectivamente- a Lane Pryce y David Robert Jones. Cuando sale Harris, ya sea intrigando en submundos publicitarios o de villano con galones, al espectador se le activa el proceso de salivación. Parece una receta: un rostro peculiar, que da para un roto o varios descosidos; el acento y la actitud del que ha declamado quinientas veces el Julio Cesar antes de cumplir los 20; la jeta del que actúa como si estuviera con los amigachos en el sofá de su casa, relajado e indiferente. Harris es esa clase de actor que activa en sus compañeros de profesión los siete pecados capitales, empezando por la envidia.

El tercero es un desconocido (al menos para el gran público) capaz de darle una patina de respetabilidad a cualquier cosa. Su nombre es Dermot Crowley y los fans de Luther le reconocerán por su papel en Luther (la tercera temporada a finales de este año en AXN), donde interpreta a Martin Schenk, el jefe del propio Luther. Crowley tiene 65 años y es una institución de la televisión británica, uno de esos tipos que ha hecho de todo (los fans de Star Wars pueden buscarle en El retorno del Jedi, donde es el líder rebelde General Madine). Sus apariciones en Luther son una apología de la pausa: conversador a cámara lenta, de andares tranquilos hasta de que repente da un puñetazo en la mesa, mira al acusado a los ojos y le dice: “no sabes la tormenta de mierda que va a caerte encima si no empiezas a hablar ahora mismo”. Y a ese señor de pelo blanco, gafas y traje gris te lo crees. Y, huelga decirlo, el sospechoso canta La Traviata.

Y el cuarto y último son en realidad un montón: el reparto entero de The wire. Lester, Snoop, Bunk, Daniels, Kima, Lester, Prez (impresionante Jim True-Frost), Bubbles, Landsman, Barksdale, Stansfield, etc, etc, etc. No hay mayor monumento al arte del minutaje que esta serie, una maravilla tan inmensa que ni siquiera necesitaba tener protagonista: todos y todas, absolutamente todos y todas, eran secundarios/as. No había ni un segundo malo en The wire y eso, no nos equivoquemos, es mérito de una filosofía concreta implantada a sangre y fuego en el coco de sus actores: “ahora salgo, digo lo mío y me lo zampo todo”.

Llegados a este punto: ¿cuál es vuestro secundario/a favorito y por qué?

Comentarios

¿Qué me decís del carnicero judío de Boardwalk Empire?... otro gran recuperado...Los secundarios- semicameos en Rescue Me también son memorables...
Mi personaje favorito es, sin duda alguna, Aunt Violet (Lady Grantham, Downton Abbey). Maravillosa Maggie Smith.
Ahora mismo, y no sé por qué, me viene a la cabeza el actor William Sanderson interpretando a E.B Farnum en "DeadWood". Me encanta lo ridículo que llega a ser su personaje... y la verdad, que te acuerdes de él entre tal elenco de actores, es por algo.
Lo de Gleen Close en The Shield fue grandioso y como en The Wire llevaban las escenas en las comisarias a otro nivel. Jared Harris bueno, ser secundario en dos series y ser de los preferidos del publico en las dos lo dice todo.
La comisaria de The Shield era LA CUADRA, no el corral
jajajaja estaba llegando al final del post echando de menos alguno de The Wire...habeis dado en el clavo.
Creo que si hay una de las grandes que además destaque porque prácticamente TODOS los secundarios son de una dimensión desconocida (especialmente lo audiovisual patrio), es Sopranos.Ade, el agente Harris (la caña), Carmine, la mujer de Cousamano, Feech La Mana, etc. Y estos son "minis".Si entramos ya en los de primera línea (Paulie, Silvio, Chris, Tío Junior).... es que no se acaban nunca.
Mis "queridos secundarios" serían:Jamie Hector como Marlo Stanfield en The WireArchie Panjabi como Kalinda Sharman en The Good WifeJames Purefoy como Marco Antonio en RomaGabriel Mann como Nolan Ross en Revenge y como no...Peter Dinklage como Tyron Lannister en Juego de tronos
Keith Carradine es un gran secundario. Si algún personaje hubiera merecido tener un spin-off de Dexter hubiera sido él... Y además, su hija - Martha Plimpton - le va a la zaga ¿os acordais de ese capítulo realmente de relleno de Fringe donde salía haciendo de sheriff?
Rainn Wilson en The Office.
Los caretos impagables de Martin Freeman y Louise Brealey como la dulce Molly en Sherlock.
Dayton Callie en Deadwood y Sons of Anarchy entre otras. En ambas además hay secundarios de mucho lujo.
A mi me encanta Dean Norris como Hank Schrader en Breaking Bad.
Sumaría dos a la lista:1) Jeremy Piven en Entourage: un maravilloso Ari Gold que durante tres años consecutivos se llevó el Emmy por este personaje.2) Danny Pudi en Community. Abed Nadir es LO más. Para los geeks de corazón, él es... pues el geek por antonomasia (brincos diera Sheldon Cooper ser así de geek)
Chris Bauer en the wire. El personaje de Frank Sobodka merece una serie por sí mismo. Ese hombre atrapado por las circunstancias: El sindicato, su hijo, el griego... No sé, pero me aparece un personaje acojonante.
Mary Lynn Rajskub en 24 era de un adorable que daban ganas de abrazarla cada vez que ponía uno de esos mohínes de niña a la que han castigado sin salir al recreo... Claro que luego se ponía en plan 'badass' cada vez que cogía un arma y era aún mejor.
Os habéis dejado los personajes de las series de Aaron Sorkin. Elisabeth Moss es un ejemplo. La gran Peggy de Mad Men fue la hija del presidente. O Rob Lowe, o Allison Janney...´Studio 60 otro ejemplo..´http://planetamancha.blogspot.com.es
Mis series favoritas por los secundarios son:Prisión Break, Roma, Mad Men, The Wire y que no se me olvide Orgullo y Prejuicio de la BBC
Dwight Schrute en The Office.Y el decano de Community. La gracia de estos personajes secundarios es que la trama no ha girado sobre ellos, quizá con Dwight en algunas ocasiones sí... pero en genereal se han mantenido al margen y a pesar de ser buenos no los han explotado para convertirse en el centro de la serie (como podría ser el ejemplo de Abed-community o Sheldon, estrujando la gallina de los huevos de oro.)
Lo bueno de las series actuales es que en ellas hay grandes secundarios y esto las da calidad. A mi me encanta Alan Cunning como asesor del fiscal Peter en The Good Wife. La prueba de que es un gran actor secundario es que al verlo aparecer en esta serie lo reconoció al instante como el recepcionista de hotel al que Tom Cruise pide información sobre la pista de su amigo, en la película Eyes Wide Shut vista hace ya diez años. Una escena de pocos minutos pero que nos quedo su interpretación grabada hasta – en mi caso – verlo reaparecer en esta serie. Por supuesto hay más y Charlie Brooker en The Wire es inmenso.
Jared Harris es uno de los mejores actores que existen, sobre todo lo borda en su papel de malo en Fringe. Y si existe una lista de villanos tendría que estar en primer lugar.
Cualquiera de los lugartenientes de Toni Soprano son grabdiosos aunque mi favorito es Steve Van Zandt con sus imitaciones de Al Pacino...Michael Kenneth-Williams en THE WIRE o en BOARDWALK EMPIRE sobre todo en la segunda temporada , Michael Shannon en la serie protagonizada por Steve Buscemi...Ryan Hurst en SONS OF ANARCHY...Peter Dinklage en GAME OF THRONES...http://dondeloscuervossonricos.blogspot.com.es