Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cienfuegos se perfila como director del festival de cine europeo de Sevilla

El programador cultural fue cesado del certamen de Gijón en medio de una gran polémica

José Luis Cienfuegos, exdirector del Festival de Cine de Gijón.
José Luis Cienfuegos, exdirector del Festival de Cine de Gijón.

Cuatro meses después de que el ayuntamiento de Gijón destituyera a José Luis Cienfuegos como director de su festival de cine, uno de los más prestigiosos en Europa, el programador cultural está punto de convertirse en el director general del festival de cine europeo de Sevilla. El acuerdo definitivo deberá realizarse antes del próximo lunes, fecha en la que cierra el plazo de las ayudas para el programa Media para los festivales de cine y también finaliza la posibilidad de acreditarse en el mercado del certamen de Cannes, el principal granero de películas del mundo. Aún así, desde el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Sevilla aseguran que el anuncio definitivo no se realizará esta semana, “porque estamos en Feria”. Sin embargo, otras fuentes del área de Cultura, que dirige la delegada María del Mar Sánchez Estrella, confirman que ya se han salvado los últimos escollos de la negociación y que la firma es inminente.

Además de la novedad del nombramiento, en el certamen de Sevilla (SEFF) cambiará su estructura: hasta ahora existía un director artístico y un equipo de gerencia y producción dependiente de la Andalucía Film Commission. Cienfuegos se hará cargo de toda la dirección y será responsable de toda la infraestructura. El año pasado la película de inauguración, Los muertos no se tocan, nene, de José Luis García Sánchez, no se pudo proyectar por problemas técnicos y el director del certamen, Javier Martín-Domínguez, explicó que él solo se responsabilizaba de la parte artística, y que la producción se escapaba de su control. Desde ahora habrá un único responsable al que se le achacarán errores y aciertos.

El anterior responsable artístico, Javier Martín-Domínguez, había logrado levantar la cita gracias a una buena programación y a que entre los actos del festival estaba el anuncio de las candidaturas de los premios de la Academia del Cine Europeo, con lo que ese día –el primer sábado del festival, que se celebra en noviembre- las principales figuras de la cinematografía continental pasaban por la capital andaluza. Martín-Domínguez dimitió el pasado 4 de enero cuando conoció los recortes en el presupuesto: “No estoy interesado en continuar dirigiendo un evento de bajo y limitado perfil”, dijo a la revista Variety. El Ayuntamiento de Sevilla había recortado su aportación al festival en su última edición, pasando de 1,7 millones de 2010 a 1,1 millones en 2011, de los que solo 700.000 procedían de fondos municipales. Y la Junta de Andalucía ya había anulado todas las subvenciones desde 2010.

Creador del Sundance europeo

En cuanto a Cienfuegos, su dilatada carrera como responsable de Gijón, el Sundance europeo, confirma su idoneidad para el cargo. Tras sus 16 años de gestión, en 2011, además de su prestigio mundial, el certamen tuvo 75.000 espectadores, 55.000 en salas de cines y el resto en otras actividades, lo que le colocaba el 12º del ranking europeo, a pesar de un presupuesto exiguo, en torno a 800.000 euros. El pasado 11 de enero, Cienfuegos fue cesado por Carlos Rubiera, el concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Gijón, donde gobierna Foro Asturias, el partido de Álvarez-Cascos con apoyo del PP, media hora antes de que empezara la rueda de prensa de presentación del nuevo director, Nacho Carballo. Al día siguiente, Cienfuegos dio una sobria rueda de prensa en la que mostró el balance de su gestión –en la que había logrado beneficios económicos- y aseguró: “El certamen no siempre estuvo ahí. Cuando llegué al cargo en 1995 apenas tenía 10.000 espectadores”.

En pocas horas, la noticia de su cese corrió por Internet como la pólvora y más de 400 cineastas, desde Pedro Almodóvar a Todd Solondz, Nacho Vigalondo, Atom Egoyan, la familia Trueba, Bertrand Bonnello, Isaki Lacuesta, Víctor Erice, José Luis Guerin, Monte Hellman, Abel Ferrara, Tom Di Cillo, Carlos Reygadas, Jaime Rosales, Javier Rebollo, Montxo Armendáriz, Claudia Llosa o Lucía Puenzo firmaron un manifiesto en apoyo al cesado que empezaba así: “Tras las reacciones desencadenadas a lo largo de estos días los cineastas abajo firmantes exigimos su restitución y la de su equipo en la Dirección del Festival. La gestión llevada a cabo por el equipo de José Luis Cienfuegos durante los últimos 16 años ha transformado una muestra de repercusión menor en una referencia cinematográfica regional, nacional e internacional. El Festival de Cine de Gijón destaca por la calidad de su programación, su relación presupuesto/ participación de público y su singular identidad. El equipo de José Luis Cienfuegos cuenta con un historial de resultados contrastables que hacen indeseable e injustificable su cese”.

En esa línea, la semana pasada, la gerente del Teatro Jovellanos (la empresa pública responsable del certamen de Gijón), Teresa Sánchez, dijo que Nacho Carballo se estaba encontrando “con puertas cerradas” y dificultades de cara a la próxima edición del certamen, que achacaba no a la crisis económica, sino al "boicot" planteado por los cineastas. Y justo en una edición especial, la del 50ª aniversario.

El presupuesto de SEFF será muy parecido al que contaba Cienfuegos en Gijón, en torno a 800.000 euros. Este diario se puso en contacto con el programador cultural, que actualmente forma parte del equipo seleccionador de los premios de cine del Parlamento Europeo y es uno de los responsables de los actos culturales de Cajastur: “No tengo nada que decir. Para cualquier información debes hablar con el Ayuntamiento de Sevilla”. Sin embargo, su entorno da por el hecho el nombramiento al 100%.