Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borja-Villel: “La cultura de subvención se ha acabado, nos guste o no”

El director del Reina Sofía ha presentado la renovación del convenio con la Fundación Santander, que invertirá en proyectos educativos

El director del museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel.
El director del museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel.

El Reina Sofía está sufriendo un cambio en su modelo de trabajo y en el modelo productivo. Así lo ha asegurado su director, Manuel Borja-Villel, durante el anuncio de la renovación del convenio de colaboración entre la institución y la Fundación Santander, que destinará 1.750.000 euros para proyectos educativos del museo en los próximos cinco años. “Esta aportación es una importante noticia, porque nos guste o no, la cultura de subvención se ha acabado”, ha dicho el director.

Gracias a este convenio, el Centro de Estudios podrá continuar con el área docente, concretamente con el programa dedicado a los alumnos de primaria y másteres universitarios, y poner en marcha otros enfocados a los estudiantes de secundaria y universitarios. Este año se realizará un Programa de Estudios Avanzados, que consiste en una serie de conferencias magistrales, talleres, cursos y seminarios de investigación y nuevas tecnologías orientados hacia tres direcciones: filosofía y crítica, estudios de género del arte y nuevas formas de institucionalidad. El presidente de la Fundación Santander, Antonio Escámez, ha destacado la importancia de la labor con las universidades para convertir al museo “en un punto de referencia no solo museística, sino también cultural”.

A propósito del posible riesgo de pérdida de independencia que corren los grandes museos y las instituciones culturales por las exigencias de los grandes patrocinios, Escámez ha declarado que hay que ir “adaptándose a los tiempos: Actuamos más como socios del museo que como patrocinadores, en las decisiones que corresponden al museo la Fundación no interviene para nada”. Guillermo de la Dehesa, presidente del Patronato del museo, ha subrayado que “lo importante es que el museo siga vivo, y cada vez mejor. Gracias a que conseguimos patrocinios como el de la Fundación Santander podemos mantenernos activos y en movimiento, lo que permite al Reina Sofía colocarse entre los grandes museos del siglo XXI del arte español”.

En tiempos de recortes y falta de subvenciones, de la Dehesa se muestra convencido de la necesidad de la cada vez más inminente Ley de Mecenazgo. “En Estados Unidos los ciudadanos pueden dar hasta el 40% de su renta en mecenazgo, lo que consigue que además de proporcionar un incentivo fiscal, ayuda a la sociedad civil. De esta manera se conseguiría una mayor autofinanciación para el museo”.