Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Latinoamérica baila, Madonna copia

Las barriadas de América latina crean los ritmos que triunfan en las listas de ventas

Son creaciones que también son valoradas entre los entendidos

La cumbia digital y el tribal 'guarachero ' son dos de las escenas más pujantes del continente

Latinoamérica baila, Madonna copia

Veteranas pop como Shakira saben lo que enciende al público masivo. Por eso recurre a reguetoneros como El Cata para asegurar sus bombazos veraniegos. Tanto Loca como Rabiosa son piezas que este artista dominicano grabó primero y que no lograron el triunfo internacional porque no contaba con la poderosa maquinaria empresarial de la colombiana. No se trata de un caso aislado. Este mecanismo de desposesión cultural también se da entre los artistas más cool y prestigiosos. Parejas chic como M.I.A y Diplo fueron criticadas a mitad de la década de los 2000 por saquear el funk de las favelas en su aclamado álbum, Arular (2005).

Diplo ya había editado en 2004 una mixtape en donde se apoyaba en el vibrante sonido de los barrios pobres de Rio de Janeiro. El problema es que se le olvidó incluir los nombres de los artistas en los créditos. Años más tarde, a modo de desagravio, rodó el documental Favela on Blast (2008) para dar a conocer las caras de los músicos locales que le inspiraron. Su colaboradora y exnovia, la estrella internacional M.I.A, utilizó el ritmo de Injeçao de la brasileña Deize Tigrona (profesión: limpiadora) para construir Bucky Done Gun, uno de los éxitos que le llevó al estrellato mundial. Reconoció el préstamo en los créditos, pero hoy una actúa junto a Madonna en la Superbowl, mientras que la brasileña sigue siendo una desconocida, incluso para el público más enterado.

Es un patrón típico del pop actual: la estrella occidental se inspira en la música de las zonas pobres, dándola a conocer en todo el planeta, pero las barreras de la industria impiden que los artistas modestos cosechen el reconocimiento que merecen. La noticia más reciente tiene que ver con Madonna. Su nuevo single, Give Me All Your Luvin, arrastra la sospecha de plagio. Tiene un parecido evidente con L.O.V.E. Banana, una pieza de João Brasil, artista emblemático de la escena technobrega, que podemos definir como una mezcla de tecno-pop ochentero con la estética más kitsch posible.

 

La technobrega es uno de los movimientos musicales característicos del norte del país, con epicentro en la ciudad de Belém. Una buena introducción a este género es el documental Good Copy, Bad Copy (2007), disponible en la red con subtítulos en español.

Uno de los éxitos más recientes de Andrés Calamaro se titula Las tres marías. Colabora Pablo Lescano, líder de Damas Gratis, grupo de referencia de la llamada cumbia villera. Se trata de un estilo sencillo y desafiante surgido en las villas miseria, los mismos barrios excluidos donde crecieron futbolistas legendarios como Maradona o Carlos Tévez. Al principio, la cumbia villera era un estilo estigmatizado, que el gran público argentino rechazaba como propio de delincuentes y marginales. Las reticencias para acercarse a este sonido se limaron en parte gracias al trabajo del club Zizek, situado en el barrio acomodado de Palermo (Buenos Aires). Sus responsables, que también tienen el sello ZZK Records, han contribuido con entusiasmo y criterio a la pujanza de la cumbia digital, una escena mutante donde destacan artistas como El Remolón o el Hijo de la Cumbia.

En Colombia se ha vivido el resurgimiento de la champeta, un género hedonista y bailable, seña de identidad de la comunidad negra de Cartagena de Indias. Para entendernos: los descendientes de los esclavos africanos. Hoy grupos modernos como Bomba Estéreo o Systema Solar han sido seducidos por este vibrante género, que invita al baile frenético, La última escena musical surgida “desde abajo” es el tribal guarachero, que arrasa entre los adolescentes de Monterrey, México. La canción Inténtalo (me prende) se ha convertido en un éxito en Estados Unidos, llegando a ocupar el top tres de la lista Hot Latin Songs, que contabiliza los estribillos más radiados en el país. Los autores son el grupo 3Ball MTY, cuya media de edad ronda los dieciocho años. Han recibido la bendición del DJ de culto Toy Selectah, productor y mentor del grupo, además de artista clave de la música latina actual.

El descubrimiento y vampirización cultural de los sonidos surgidos en los guetos tiene especial fuerza en latinoamérica, pero se trata de un fenómeno global. Podríamos hablar del hip-life de Ghana, el coupé-decalé en Costa de Marfil o el kuduro angoleño. Un efecto colateral de estos géneros es que conecta las llamadas ciudades miseria del Tercer Mundo con los emigrantes desplazados a las grandes urbes. ¿Por qué tiene esta tendencia una fuerza creciente? La transferencia tecnológica, desde los ordenadores baratos al desarrollo de las redes sociales, han disparado la autonomía productiva de los habitantes de los barrios pobres en todo el planeta. Gracias a Internet, es posible el contagio de la mejor música de baile de nuestro tiempo.