Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

“Si cierran quirófanos, también pueden cerrar teatros”

Entiendo que el problema de la crisis afecta a todos los gremios. Debemos comprender que cuando cierran los quirófanos también pueden cerrar los teatros. Pero en artes escénicas como en cultura en general en este país partimos de mínimos tan mínimos que, cuando se recorta, baja la tensión cultural hasta límites muy peligrosos. Subir un peldaño cuesta mucho, pero una escalera se baja volando; ese es el gran riesgo, la calidad. Tengo miedo a que de aquí a unos años seamos todos Tele 5. La cultura, y de manera específica el teatro, puede jugar un papel de acompañante de la gente en momentos de este tipo. Creo que alguien debería convocar ya unos Estados Generales de la Cultura para analizar la situación. El año pasado estábamos todos muy contentos porque la gente llenaba los teatros, pero este año ya no. Cinco millones y pico de parados se tienen que notar. En consecuencia, la gente de teatro nos estamos estrujando pero llega un momento en que el trapo no tiene más agua.