Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los economistas temen que la desaparición de Bancaja y la CAM complique el acceso al crédito

Las administraciones públicas sufrirán la ausencia de operadores en el territorio.- Pons: "Las comunidades autónomas no transmiten que son capaces de contener el déficit"

Los economistas de la Comunidad Valenciana consideran que la "práctica desaparición de la banca valenciana", con Bancaja "absorbida" por la integración en Bankia, Caja Mediterráneo (CAM) intervenida y adjudicada a Banco Sabadell y Banco de Valencia "ingresado de urgencia" en el FROB, puede tener "importantes consecuencias sobre el crecimiento económico" de la autonomía y complicará el acceso al crédito especialmente a las Administraciones Públicas.

La desaparición del sistema financiero valenciano también complicará el acceso al crédito de empresas y familias. Leopoldo Pons, presidente del Colegio de Economistas de la provincia de Valencia, ha subrayado el "efecto penalizador" que sufrirá el tejido empresarial valenciano, integrado muy mayoritariamente por muy pequeñas empresas, que pierde "una forma de evaluar el riesgo". "Para las empresas de diez trabajadores para abajo es importantísimo, necesario, que las comisiones de riesgo estén territorializadas", ha dicho Pons, "y la concentración bancaria no ayuda a entender a los muy pequeños, aunque puede ser más eficiente para los muy grandes".

Pons ha presentado hoy junto a sus colegas de Alicante, Francisco Menargues, y Castellón, Joan Querol, los resultados de la VI Encuesta de Coyuntura que elabora el Consejo de Colegios de Economistas de la Comunidad Valenciana (Coev). Los economistas coinciden al señalar que erraron por optimistas en las previsiones sobre la evolución de la situación desde el pasado mes de junio. Las cosas han ido peor de lo previsto.

Pero 2012 no se presenta mejor. Los economistas auguran un "estancamiento" económico a lo largo del próximo año. Pons ha ilustrado la situación: "No estamos en una V ni en una L ni en una U, seguimos a la baja, la tendencia es a empeorar". El decano del Colegio de Valencia ha comentado las dificultades que atraviesan las comunidades autónomas para vender deuda en los mercados financieros porque "no han sabido transmitir que son capaces de contener el déficit estructural" que arroja la ejecución presupuestaria mes a mes.