Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Prado recibe un paisaje de Antonio Joli

La obra es un regalo particular a la Asociación de Amigos del museo en su 30 aniversario

El óleo Visita de la reina María Amalia de Sajonia al Arco de Trajano en Benevento pintado en 1759 por Antonio Joli (Módena, 1700 - Nápoles, 1777), pintor conocido por sus escenografías teatrales y sus paisajes ha pasado a integrar la colección del Museo del Prado gracias a una donación particular hecha a la Asociación de Amigos del Museo en su 30 aniversario. Es un paisaje de 77,5 por 131 centímetros, en perfecto estado de conservación, que se añade a otros dos trabajos del mismo artista que ya eran propiedad del museo.

Para valorar la importancia de la obra y contextualizarla, el Prado le dedica una pequeña exposición en una sala situada junto a la galería central, en la que se puede ver junto a paisajes y vistas firmados por sus predecesores en el género (Panini, Vanvitelli), además de un conjunto de aguafuertes de Piranesi y un retrato de María Amalia de Sajonia realizado por Giuseppe Benito.

Carlos Zurita, presidente de la Fundación de Amigos del Museo del Prado habló de la importancia de las donaciones, aunque en este caso advirtió que el deseo del propietario era permanecer en el anonimato, y recordó que por la vía de la Fundación, el museo ha conseguido cuadros tan importantes como 'La condesa de Sotovenia, de Eduardo Rosales.

Gudrun Maurer, conservadora del departamento de pintura del siglo XVIII y Goya del Museo y comisaria de la exposición explica que el tratamiento de la luz en ese paisaje destaca de manera especial el portentoso arco triunfal dedicado a Trajano, adornado con grandes relieves narrativos que glorifican las hazañas del emperador, una composición que el artista llevaría a sus mejores escenografías para los grandes teatros europeos.