Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 93 años Hella Haasse, la gran dama de las letras holandesas

La escritora plasmó en su prosa los recuerdos de su infancia en Indonesia.- Traducida a una veintena de lenguas, publicó poesía, teatro, letras de canciones y ensayos

Holanda ha perdido a sugran dama de las letras. Hella Haasse, la escritora más famosa del país, falleció anoche a los 93 años. Su editora, Querido, ha anunciado el óbito y también el homenaje que piensa dedicarle "dentro de poco". Con ella desaparece el último miembro del cuarteto literario señorial holandés, del que también formaron parte Harry Mulisch, Gerard Reve y William Frederick Hermans.

Nacida en 1918 en las Indias Orientales Holandesas (actual Indonesia), Hella Haasse era hija de una pianista y de un inspector de finanzas holandeses. Tenía un hermano, Wim, y pasó su infancia en un entorno colonial que recreó de diversas formas en su obra posterior. Sus recuerdos se convirtieron en novelas llevadas en ocasiones al cine y la televisión. Aunque al principio se inclinó por el teatro, y llegó a graduarse a su vuelta a Holanda en esa especialidad, pudo más la musa literaria. No en vano escribió su primera novela histórica a los 11 años. Con todo, debutó en 1945 con una pieza de poesía. En 1948, su primera novela adulta la lanzó al estrellato.

Titulada Oeroeg, está centrada en plena lucha colonial en Indonesia. Con gran realismo y sentimiento, narra la difícil prueba a que son sometidos dos amigos de la infancia, un holandés autóctono y Oeroeg, su compañero de juegos nativo. La obra tuvo en éxito tremendo y Hella Haasse ya no paró de escribir. Menuda, con una media melena rubia que se fue volviendo blanca, y accesible al público, la autora publicó unas 70 obras entre novelas, relatos, ensayos, poesía, letras de canciones y cinco volúmenes autobiográficos.

En los últimos tiempos, su mala vista y salud le impidieron escribir como antes. "No me gusta nada dictar. Así que escribo en mi cabeza historias. Si llegan o no al papel, es otra cosa", dijo en una de sus últimas entrevistas. Antes había entregado títulos (traducidos también al español) como El bosque de la larga espera, La ciudad escarlata, Un gusto de almendras amargas, Los señores del té, o El ojo de la cerradura. Entre las editoriales españolas que la publicaron están Edhasa, Plaza y Janés, Península, El Aleph y Salvat.

A lo largo de su vida, Hella Haasse obtuvo todos los premios literarios holandeses. Entre los más señalados figura el de Las Letras nacionales, equivalente al Cervantes español. Además de comendadora de la Orden de las Artes y las Letras holandesa, tenía también la Legión de Honor francesa.