Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace un portal en inglés para el pensamiento en español

Essay & Science pretende divulgar en el ámbito anglosajón la obra de filósofos, científicos e historiadores de España y Latinoamérica

El 30% de lo que se publica anualmente en España son traducciones. En Estados Unidos ese porcentaje apenas alcanza el 3%. Así, las posibilidades de que un autor que escriba en español llegue a un lector anglosajón son mínimas. Si además no se trata de un novelista sino de un científico o de un filósofo, las posibilidades son todavía menores. Para tratar de abrir huecos en esa monolítica barrera acaba de nacer el portal Essay & Science (www.essayandscience.com), impulsado por la Biblioteca Virtual Cervantes (creada hace 12 años por la Universidad de Alicante) y la Fundación Santillana (del Grupo PRISA, editor de EL PAÍS).

Essay & Science se presentó esta mañana en la Casa de América de Madrid en presencia de muchos de los ensayistas cuya obra ya está traducida en el nuevo portal. Historiadores como Santos Juliá y José Álvarez Junco, filólogos como Carlos García Gual o filósofos como Eugenio Trías, Félix de Azúa, Jesús Mosterín, Víctor Gómez Pin, Reyes Mate y José Luis Pardo asistieron al bautismo de una herramienta que, según Basilio Baltasar, director de la Fundación Santillana, quiere recordar que la importancia de un idioma no nace solo de la demografía o del consumo sino también de "su prestigio como lengua de conocimiento".

Baltasar definió Essay & Science como una mezcla de biblioteca, librería y seminario avanzado que recoge una biografía de cada autor, una antología actualizada de su trabajo y una muestra de sus artículos para periódicos y revistas. El objetivo lo recordó Ignacio Polanco, presidente de PRISA: impulsar la influencia en "el mundo angloparlante" de "nuestros ensayistas", aquellos que, dijo, mantienen una mirada más lúcida sobre "la sociedad de nuestro tiempo".

Presencia abrumadora

Aunque la presencia de autores españoles en el nuevo portal es de entrada abrumadora, la intención de sus impulsores es completar paulatinamente la nómina latinoamericana y ser "un puente cultural entre Europa y América", según Ignacio Jiménez Raneda, rector de la Universidad de Alicante. No en vano, la mayoría de los usuarios que bajan una media 80.000 páginas diarias desde la Biblioteca Virtual Cervantes lo hacen desde el otro lado del Atlántico.

Lo recordó Darío Villanueva, director del Consejo Científico de la biblioteca. Villanueva subrayó además la necesidad de que, desde su nombre, Essay & Science, recoja tanto las contribuciones de las ciencias sociales como las de las ciencias llamadas duras, y Juan Luis Cebrián, presidente de la Comisión Ejecutiva de PRISA, abundó en la idea. La separación entre ciencias y letras, afirmó, es "la lacra de nuestra cultura y de nuestro conocimiento". Cebrián, además, apuntó una idea para que el camino del ensayo en español se complete después de pasar del libro a la Red una vez traducido: que vuelva al libro, pero en inglés. Le quede al papel el tiempo de vida que le quede.