Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
68ª edición de la Mostra de Venecia

Marco Müller no desvela si seguirá al frente de la Mostra

El director del certamen, que ha cumplido sus dos mandatos de cuatro años, seguirá al frente del certamen si se cambian los estatutos de la dirección

Despues de una semana de gran cine y estrellas hasta en la sopa la Mostra de Venecia llega a su ecuador con la desercion masiva de la prensa (ocupada en otros quehaceres, como el festival de cine de Toronto) y la sensacion de lo que mejor queda ya en la espalda. El desembarco de la marea italiana y asiática marcarán la segunda parte del certamen y no son pocos los que temen una debacle, especialmente teniendo en cuenta de donde venimos: Polanski, Alfredson, Cronenberg, Clooney y McQueen han dejado el listón tan alto que los que se acaban de incorporar pueden pasar un mal rato.

De momento el festival deja un espectacular gusto de boca, quizás porque pocas veces se han visto tantas genialidades en un periodo de tiempo tan reducido. Parece también que los premios saldrán -en gran parte- de la cosecha anglosajona, aunque haya directores suecos y francopolacos de por medio, ya que los repartos son los que son: Kate Winslet, Gary Oldman, Christoph Waltz, Michael Fassbender, Carey Mulligan o Viggo Mortensen han copado tantos titulares que parece improbable que al menos alguno de ellos/as se vaya de vacío. Italia aspira a rascar algo con Emmanuelle Crialese y su retrato de un pueblo de pescadores enfrentado al problema de la inmigración aunque bien es cierto que su armada aún no ha empezado el asalto al fuerte veneciano. Por lo demás, los filmes que se han visto a concurso (exceptuando los que protagonizan o dirigen los señores mencionados más arriba) han perecido ya, bien por méritos propios o bien porque cuando uno se traga un peliculón a las 9 de la mañana es poco condescendiente con lo que ve a las 11 (contradicciones de un festival de cine: atracón de películas y poco tiempo para digerirlas).

El festival deja un espectacular gusto de boca porque pocas veces se han visto tantas genialidades en tan poco tiempo

Hoy, Marco Müller, director de la Mostra, había citado a algunos periodicos (entre ellos EL PAÍS) a una comida en la que previsiblemente iba a anunciar su destino: si seguía al frente del festival o confirmaba su marcha, ya que ha cumplido los dos mandatos de cuatro años establecidos en los estatutos del certamen. Al final, la expectacion ha quedado en nada porque Müller no ha querido desvelar su futuro, sobre todo tras las informaciones que apuntan que los jefes de la Mostra podrían cambiar los estatutos, en lo que se refiere a los mandatos de sus directivos. Esta posibilidad abriría las puertas a la continuidad de Müller.