Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace Tr!ckster, la alternativa 'nerd' a Comic Con

Los puristas del cómic reaccionan a la invasión del cine, las series y la mercadotecnia en la gran cita San Diego

Cuanto más éxito tiene la Comic Con, más se agudizan las críticas de que este foro, que desde la década de los 70 convoca a los aficionados a la historieta durante cuatro días en San Diego (EEUU), perdió hace tiempo su interés por los cómics. Los 130.000 asistentes de la edición que acaba de finalizar parecen más hambrientos por conocer lo último que Hollywood quiere presentarles o esas series de las que son fervientes aficionados que lo que se cuece entre los historietistas. Y mientras la organización entrega el galardón Inkpot (tintero) a Steven Spielberg (premio que este año también recibió el español Jordi Bernet) el llamado artist alley, área que congrega a los autores independientes en el centro de convenciones se vio una nueva edición mermado por falta de espacio.

Como coinciden todos aquellos que conocen la Comic Con desde años atrás, las cosas han cambiado y mucho. "No diré que para mal pero desde luego que son muy diferentes a cuando venía con mi saco de dormir y mis compañeros de instituto y nos pasábamos la noche en el hotel más barato hablando de tebeos. Claro que no éramos más de 2.000 locos y por todo entretenimiento teníamos un pase de Forbiden Planet", rememora el director, guionista y productor (además de aficionado), Frank Darabont, tres décadas después de sus primeras convenciones.

La respuesta a este cambio es Tr!ckster, la primera edición de lo que espera ser a partir de este año la respuesta a la Comic Con, su vuelta a los orígenes. Y, al cierre el domingo de estos días de cultura popular y cómics, sus creadores hablaban de su nueva convocatoria como un éxito. Organizada por Scott Morse y Ted Mathot, autores de cómic y parte de los estudios Pixar, Tr!ckster agrupó cuatro días a los amantes de la historieta cansados del ruido del Hall H y de todo lo que Hollywood ha traído consigo a la Comic Con. Lo suyo no es una rebelión sino un complemento, ofreciendo un espacio a los que la Comic Con dejó atrás. "Queremos potenciar a aquellos que hacen y controlan su propia obra", defendió Morse desde la página oficial de ese encuentro paralelo.

Situada frente al centro de convenciones, separados solo por unas vías de tren, Tr!ckster encontró su sede en el Centro Enológico y Culinario de San Diego. Y el ambiente no pudo ser más diferente. Donde la Comic Con enfebreció a sus asistentes con fragmentos de películas, paneles estelares y camisetas gratuitas de las series más actuales, la Creator Con, como muchos ya la llaman, convocó a los suyos con clases de dibujo al natural, cómic impromptu creados a la limón entre varios autores en base a una improvisada narración o consejos para publicar tus propias obras y mantener su autoría y derechos.

La lista de autores invitados o que pasó por allí fue amplia, y junto a Morse y Mathot estuvieron David Mack (autor de Kabuki), Steve Leialoha (Fables) o Steve Niles (30 Days of Night), además de enamorados del cómic y profesionales de la animación como Enrico Casarosa, Scott Campbell o Sam Keith. También se unió al grupo Tom Morello, guitarrista de Rage Against The Machine, quien además de presentar su proyecto con la editoral Dark Horse, Orchid (que incluirá una canción en cada número como banda sonora) ofreció un improvisado concierto de guitarra. Hasta las amenidades fueron diferentes porque donde la Comic Con mantiene el ritmo a base de café o coca-cola, Tr!ckster se pasó a la cerveza y el alcohol para fomentar la inspiración en una convención más amena. El periódico Los Angeles Times comparó esta contra-convención al Slamdance de Sundance, el festival que nació cuando la Meca del cine indie creció demasiado como para seguir siendo independiente. También hay quien lo llama la anticonvención, pero según sus organizadores nada más lejos de su intención. La iniciativa fue la respuesta a los más de 3.000 fans que a lo largo del año discutieron en su página de Facebook lo que les gustaría ver en su propia Comic Con y que espera ser parte del calendario de los fans en años venideros.

Los galardonados de 2011

Mike Mignola, autor de Hellboy, tuvo razones para la celebración en ambos foros, una de las figuras centrales junto a Dave Gibbons (Watchmen) en Tr!ckster y a la vez premiado con dos de los galardones Will Eisner, considerados los Oscar del cómic, que anualmente concede la Comic Con a los mejores autores del año y que lleva el nombre de una de las mayores leyendas de este medio, el creador de The Spirit y Contrato con Dios.

Otros de los galardonados este año incluyeron al español Juanjo Guarnido como mejor artista multimedia por su Blacksad; Jaques Tardi por It Was The War of The Trenches como mejor trabajo basado en una historia real y como mejor nueva serie, American Vampire de Scott Snyder, Stephen King y Rafael Albuquerque. Patrick McDonnell, autor de Mutis, también fue galardonado en la Comic Con, con el premio Bob Clampett a la mejor obra humanitaria. Premios que siguen recordando el interés de este foro en el mundo de la historieta porque, como recordó el guionista y productor Damon Lindelof, ese cuya tarjeta de visita reza en letras mayúsculas "DORK" (empollón), se ha puesto de moda criticar a la Comic Con pero a estas alturas, "más que una reunión de fans es una institución".