Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chillida-Leku cierra definitivamente

Tras el fracaso de la negociación entre instituciones y la familia Chillida, el centro pasa a ser una colección privada

Chillida-Leku cierra definitivamente. La familia del escultor y las instituciones han sido incapaces de llegar a un acuerdo que permita la viabilidad del museo, que cerró sus puertas el pasado 1 de enero asfixiado por la crisis económica y por la reducción de público. Desde ahora, el centro permanecerá como colección privada, tal y como han anunciado los Chillida mediante un comunicado. Por tanto, "podrá ser analizada por estudiosos", pero no será accesible al público.

Según la familia, las instituciones -Gobierno vasco y Diputación guipuzcoana- no han garantizado en su propuesta el espíritu con el que Eduardo Chillida concibió el museo, "principalmente su carácter monográfico", y tampoco la unidad permanente de la colección en los actuales terrenos de Hernani.

Así, los Chillida han decidido "no forzar ningún nuevo acuerdo" y "liberar" al Ejecutivo vasco y a la Diputación "de sus compromisos". El cierre supone, asimismo, la presentación de un ERE de extinción para los 20 trabajadores, actualmente en suspensión de empleo. "Las instituciones habían indicado a la familia Chillida que no iban a asumir ningún compromiso con el actual personal del museo", apunta el comunicado.

Estos tres meses de negociación han transcurrido sin éxito. La principal barrera han sido los usos para el centro. La familia no estimaba oportuno dedicar espacios para una temática que no estuviera ligada con la obra de Eduardo Chillida, y muchos menos no mantener el control sobre el centro. Euskadi pierde, de esta manera, uno de sus centros más emblemáticos. Fin a la "utopía" que en su día soñó Eduardo Chillida.