Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cocineros despiden a Santi Santamaria

Cientos de personas despiden al chef en el Teatre Municipal Ateneu de Sant Celoni.- "Todo el mundo sabe las diferencias que hemos tenido, pero habíamos sido muy amigos", dice Ferran Adrià

El Teatre Municipal Ateneu de Sant Celoni (Barcelona), con capacidad para 600 personas, se ha quedado pequeño esta tarde en la emotiva ceremonia de despedida del cocinero féretro Santi Santamaria, que murió el pasado miércoles de un ataque al corazón a los 53 años en Singapur. Pasadas las 17.00 horas, el periodista Xavier Graset ha evocado la dedicación de Santamaria al mundo de la cocina y ha indicado que "dejó su último latido entre los fogones". Varios amigos del concinero le han recordado a lo largo de una contenida ceremonia civil que ha durado poco más de media hora. Los restos de Santi Santamaria serán incinerados mañana.

El cuerpo del cocinero ha llegado esta mañana al aeropuerto de Barcelona, desde donde ha sido conducido hasta su localidad natal de Sant Celoni para recibirel último adiós. "Todo el mundo sabe las diferencias que hemos tenido pero habíamos sido muy amigos", ha dicho Ferran Adrià a su llegada.

El féretro de Santi Santamaria, cubierto con una bandera de Cataluña, y rodeado de flores, ha recibido esta mañana la visita de amigos y conocidos que se han acercado a darle el último adiós en el Ateneu de su ciudad natal. Ferran Adrià, Juan Mari Arzak, Pedro Subijana, Martin Berasategui, Joan Roca, Sergi Arola..., pero también vecinos de toda la vida, colaboradores de sus restaurantes y políticos como, como el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta, Joana Ortega, yla socialista Montserrat Tura.

Desde las 12.00 horas, su mujer Àngels, y sus hijos Pau y Regina, ha velado al cocinero em la capitta ardiente. El tierno abrazo entre Berasategui y Pau ha sido uno de los momentos más emotivos. Los que han querido, han tenido la oportunidad de escribir una dedicatoriadándole el último adósen el libro de condolencias.

En señal de duelo por la muerte de su propietario, los restaurantes de Santamaria permanecerán cerrados mañana y durante toda la jornada del sábado. Santamaria, propietario de un lujoso restaurante ubicado en la zona de Marina Bay de Singapur llamado Santi, abierto el año pasado y que gestiona su hija Regina, falleció el miercoles hacia las 20.30 horas local víctima de un infarto de miocardio cuando se encontraba de visita en el restaurante.

La cocina no fue su primera vocación. Santamaria estudió peritaje industrial y solo después se formó como cocinero de manera autodidacta. En 1981 fundó junto con su esposa, Àngels, el restaurante El Racó de Can Fabes. Autor de varios libros de cocina, su última obra, La cocina al desnudo, causó polémica porque en ella criticaba la cocina experimental como la de Ferran Adrià. Las críticas de Santamaria se dirigían al uso de elementos químicos sin conocimiento del cliente.

La órbita Santamaria incluía una línea de alimentos preparados de alta gama, Gourmand Santamaria. En 2001 inauguró sucursal en Madrid, Santceloni, con Óscar Velasco en los fogones. En 2002 inauguró los nuevos espacios de Can Fabes, el Espai Coch, para alargar las sobremesas; el Dins Bar, para copas más confidenciales. En 2006 abrió el espectacular restaurante Evo, un ovni de cristal en la cima del hotel Hesperia Tower de Barcelona. En 2008 abrió Ossiano en la isla artificial The Palm, en Dubai. En total, siete estrellas por su trabajo (tres en el Racó de Can Fabes, dos por el Sant Celoni de Madrid, una por el Evo de Barcelona y otra el Tierra de Torrico en Toledo). En 2010 inauguró Santi en Marina Bay Sands de Singapur, el establecimiento en el que ha muerto.

En los últimos tiempos, la metralla verbal de Santi Santamariase había apaciguadoapaciguada. Estaba centrado en sus libros, su blog y, sobre todo, en la buena marcha de sus restaurantes fuera de España: en Dubai y Singapur.