Jasper Johns codifica su arte en el IVAM

Valencia acoge una retrospectiva con los números y signos del artista estadounidense

Jasper Johns tiene casi 80 años pero su arte sigue siendo muy sugestivo. Y contundente. Hasta sus obras más recientes, como la escultura -así la llama- Numbers (2007), en apariencia un gran cuadro de aluminio de 2,7 por 2,1 metros, suponen hitos del arte contemporáneo de vanguardia aunque incluyan elementos constantes en su obra desde hace seis décadas, los números, los símbolos, las letras. Y para demostrarlo, el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), en colaboración con la Fundación Bancaja, ha inaugurado una exposición, la mayor muestra dedicada en España al estadounidense (Allendale, Carolina del Sur, 1930), que recoge 91 obras de todas las épocas del pintor. Entre ellas, una veintena de creaciones de la colección particular del autor que ayudan a comprender mejor la evolución del lenguaje oculto con el que codifica su visión del arte.

Está claro que el sistema decimal ha marcado al autor desde muy joven
Más información
Exposición de Jasper Johns en el IVAM

Si la evolución de la especie humana no hubiera desembocado en una especie con diez dedos en las manos el arte de Johns sería distinto. Pero está claro que el sistema decimal ha marcado al autor desde muy joven y gran parte de sus cuadros parecen fascinados por los números del 0 al 9. Pero también las letras, las tipologías... Incluso símbolos muy familiares, como las banderas, los mapas o las dianas, pero despojados de sus connotaciones originales. "A partir de él nace el pop art", ha explicado Martine Soria, comisaria de la muestra, "rompe con la abstracción lírica y el expresionismo abstracto, y pasa a influenciar a otras corrientes abstractas". Soria explica que, junto a Robert Rauschenberg, es el creador del neodadaísmo, que acerca el arte de vanguardia a la sociedad utilizando nuevos materiales y lenguajes.

El encuentro

Soria también ha explicado el primer encuentro con Johns, el que le permitió conseguir montar una exposición de un autor calificado de huraño: "Me preguntó si yo creía que iba a poder hacer una muestra de él y yo le contesté. 'Me dijeron que era imposible conocerle y ahora estoy en su salón". Tras cuatro horas de charla su concepción cambió: "El personaje puede ser difícil; pero yo no puedo decir lo mismo, es una persona cercana, amable, tan sensible y culto que no puedo más que mostrar admiración hacia él".

Y quizá eso es lo que sienta el visitante en el IVAM, admiración por un pintor que renueva su arte década a década con algo tan intangible y esencial en el ser humano como son las letras, los símbolos, los números. Aunque sea para contar del 0 al 9.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS