Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander restaurará el Velázquez de Yale

La educación de la Virgen, atribuído a Velázquez, será tratado en Estados Unidos para su posterior exhibición en España

El cuadro La educación de la Virgen, atribuido a Velázquez, descubierto en los sótanos de la Universidad de Yale va a ser restaurado y exhibido en España, gracias a un convenio de colaboración suscrito el pasado fin de semana por Emilio Botín, presidente de Banco Santander, y Richard C. Levin, presidente de la Universidad de Yale . La pintura, descubierta por John Marciari, conservador jefe de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego en 2003 y dada a conocer la pasada primavera será sometida a una compleja restauración y posteriormente exhibida en España antes de su vuelta a Estados Unidos. El tratamiento será acordado por un grupo de expertos. En el museo del Prado, aseguraron ayer desconocer cualquier comunicación sobre el tema. La obra está actualmente expuesta en el Museo de la Universidad de Yale.

El cuadro fue donado a la Yale University Art Gallery en 1925 por Henry Hotchkiss Townshend y Raynham Townshend, cuya familia poseía el cuadro, que estaba bastante deteriorado, desde hacía 40 años. Atribuido en un principio a un artista sevillano desconocido, en la actualidad se considera una de las primeras pinturas de Velázquez, realizada hacia 1617. Marciari, quien desde un primer momento pidió que los expertos en el artista sevillano analizaran la obra, estuvo siempre convencido de que el descubrimiento de esta pintura, es una aportación importantísima a la obra del artista.

Lo que está claro es que los trabajos de restauración serán lentos. La obra ha sido dañada por el agua, el transporte en malas condiciones y restauraciones inadecuadas. Le 25 centímetros de la parte superior y una cantidad importante en los bordes izquierdo e inferior. Hay zonas afectadas de una potente abrasión y en otras la capa de pintura ha desaparecido casi por completo, de manera que sólo queda un fondo de color pardo. La comisión de expertos tiene una complicada tarea por delante.