Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manos Unidas logra el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

La ONG católica, especializada en la lucha contra el hambre y que este año cumple medio siglo, ha sido galardonada por su "apoyo generoso y entregado a la lucha contra la pobreza"

Manos Unidas, la ONG católica de lucha contra el hambre creada en 1960 , ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. El jurado ha destacado el "apoyo generoso y entregado a la lucha contra la pobreza a favor educación y desarrollo" de esta organización, que este año cumple medio siglo. Además, el acta de concesión del galardón destaca los esfuerzos de Manos Unidas para "combatir el hambre y reducir la mortalidad materna en todo el mundo".

El premio está dotado con 50.000 euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos.

Los objetivos fundamentales de Manos Unidas, indica la Fundación Príncipe de Asturias, son la financiación de proyectos en los países más castigados por la pobreza y la educación para el desarrollo. Manos Unidas no desarrolla proyectos propios, sino que financia aquellos que ofrecen garantías, dándoles el impulso inicial a las organizaciones locales. Hasta la fecha ha sufragado alrededor de 25.000 proyectos en más de 64 países de Asia, África, América y Oceanía. Los proyectos pueden ser de tipo agrícola, social, culturales, educativos, sanitarios y de promoción de la mujer.

6.300 apoyos

La candidatura, propuesta por el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, recibió 6.300 apoyos, entre los que figuran anteriores galardonados como Teresa Berganza, el padre Angel García, Eduardo García de Enterría, Somaly Mam, Miguel Indurain y Federico García Moliner, así como misioneros, obispos y superiores de comunidades religiosas de todo el mundo.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los estatutos de la Fundación, a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, equipos de trabajo o instituciones en el ámbito internacional".

Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia "será concedido a la persona, institución, grupo de personas o de instituciones cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad, o que haya abierto nuevos horizontes al conocimiento o se haya destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad".