Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre bastidores en el Circo Knie

Michael Buholzer, fotógrafo de Reuters, retrata las entrañas de uno de los circos más antiguos de Europa

El circo nacional suizo Kniees el templo de ocho generaciones de una familia de payasos, acróbatas, trapecistas, saltimbanquis y jinetes que empezó su andadura en 1803. El fotógrafo de la agencia Reuters Michael Buholzer se ha colado detrás delescenario para mostrar la parte menos conocida del mayor espectáculo del mundo.

Friedrich Knie, un joven estudiante de medicina austriaco, se enamoró de una amazona en aquel año de principios del siglo XIX. Dejó sus estudios sin pensárselo y se lanzó a recorrer el país con una pandilla de artistas. Luego conoció a Antonia Stauffer, de la que quedó prendado. Como el padre de la joven se negara a que su hija tuviese relaciones con un artista ambulante, decidió aislarla metiéndola en un convento. Knie la raptó para liberarla en una noche de tormenta, según la leyenda familiar. Los jóvenes amantes se casaron ese mismo año, y dio comienzo la historia del circo Knie.

Más de 200 personas de 16 nacionalidades trabajan hoy con los descendientes de Knie y Stauffer cuando salen de gira. Les acompañan unos cien animales. Buholzer les ha fotografiado antes de su actuación en Berna (Suiza), el 12 de agosto.