¿Gladiadores, soldados o criminales?

Nuevos análisis de los esqueletos hallados hace una década en un cementerio británico de York reabren el debate sobre si los restos son de los famosos luchadores de la arena

El hallazgo ocurrió hace una década, pero aún sigue siendo una incógnita en el mundo de la arqueología. Son más de 80 esqueletos desenterrados de un cementerio bien preservado en York, en el norte de Inglaterra, que datan de entre los siglos 2 y 3 de nuestra era y que según las últimas teorías, podrían ser de esos legendarios luchadores que llenaron de sangre las arenas de la antigua Roma.

El York Archaeological Trust ha reavivado esta semana el debate de a quien pertenecen estos restos, encontrados en las afueras de un pueblo romano, y que pertenecen en su mayoría a varones adultos. La ocupación romana en el norte de Inglaterra se extendió entre el año 70 y el 410 de nuestra era.

"Existen numerosas piezas de evidencia que apuntan o sostienen la interpretación de que los esqueletos son de gladiadores romanos, pero también hay evidencias que sugieren que los individuos podrían haber sido soldados, criminales, o miembros de un culto religioso", afirma Kurt Hunter Mann, líder de la investigación.

John Walter, consejero delegado del York Archaeological Trust, está más inclinado hacia la teoría de los gladiadores: "Eran hombres muy altos para la época, entre 1,70 y 1,75, varios centímetros más altos que el promedio. Eran pesados, entre 77 y 80 kilos, y muy musculares", afirma Walter, tomando en cuenta el tamaño de los huesos.

"Entonces tenemos a estos tíos robustos, todos decapitados", afirma Walter quien también destaca que algunos esqueletos muestran golpes de martillo en sus cráneos.

La teoría que también se comenta es que son restos de soldados que participaron en una batalla y fuero enterrados con honores. Pero según Hunter Mann, pierde fuerza porque algunos de los esqueletos muestran marcas de mordeduras de animales grandes, como de leones o tigres, y que pudieron ocurrir en la arena, en plena acción.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La otra idea, de que son los esqueletos de criminales, se ve contrarrestada por el hecho de que fueron enterrados con objetos ceremoniales y con gran cuidado.

"Existe una arena en algún lugar aquí en York que aún no hemos descubierto", asegura Walter.

Los investigadores lanzarán el 14 de junio un sitio web www.headlessromans.co.uk con lo encontrado hasta ahora para que el público vote y según Walter, involucrar así a la gente de a pie de los problemas que afrontan los arqueólogos. " Todas nuestras declaraciones son un balance de posibilidades". El pasado siempre permanece en el misterio".

Kurt Hunter Mann en la excavación de uno de los esqueletos
Kurt Hunter Mann en la excavación de uno de los esqueletosREUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS