Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Socías 'on tour'

El fotógrafo muestra en el Cervantes de Roma 100 imágenes de los últimos 30 años

Jordi Socías, que tuvo "la buena suerte de nacer en Barcelona", como dice Manolo Vicent, y la mala suerte de nacer en 1945, vive a los 65 años su tercera edad -"y la última", como también dice Vicent- y ha dedicado los últimos meses a una gira europea por los institutos Cervantes (Tirana, Viena, ahora Roma, y próximamente Cracovia) para mostrar sus 100 mejores fotos de los últimos 35 años.

Hoy ha desembarcado en la plaza Navona de Roma acompañado por su amigo Ángel Sánchez Harguindey y por el free lance de TheNew York Times Chris Warde-Jones. "Socías tiene una mirada hermosa del mundo", ha dicho Warde-Jones, "una mirada irónica que no se queda en la cosa artística sino que cuenta la vida de todos los días. Las cosas que ve él, sólo las ven los grandes fotógrafos. Hacer fotos bonitas de cosas banales y retratos tan especiales como esos es lo más difícil del oficio".

Robert Capa decía que si la foto no es suficientemente buena, es que no estás lo bastante cerca. Harguindey, compañero de reportajes, viajes, farras y bolos con su amigo en EL PAÍS durante muchos años, ha hecho un elogio del fotógrafo autodidacta que baja de Barcelona a Madrid y capta la cultura popular, la Movida, el Madrid me mata y que, al mismo tiempo que se divierte, se convierte en director de la agencia Cover.

"Las fotos de Jordi tienen ese punto de locura. Me quedó claro el día que nos pararon los Mossos d'Esquadra cuando íbamos borrachos en el coche. Jordi sopló y el mosso dijo: Una miqueta més i dóna positiú. El aparato estaba roto, pero Jordi dijo que él sabe soplar muy bien los alcoholímetros". El protagonista, siempre refugiado en su timidez y en "la mala suerte de que los tacones no se habían puesto de moda entre los hombres" contó cómo hizo el famoso retrato del pintor Salvador Dalí en 1976. "Nos propuso retratarle cuando él quisiera. Fuimos a su casa de Cadaqués. Él me dijo: 'Joven, cuando se den las condiciones oportunas, se lo diré'. El desfile de gente durante esos días fue continuo en la casa. Una tarde, el mayordomo anunció a un cura alemán, entraron 15 señores y se pusieron en formación de coro. Dalí les ordenó que cantaran. Dos minutos después, les ordenó que se callaran y se fueran. La tarde siguiente dijo que la tramontana y la caída del sol habían propiciado las condiciones oportunas para el retrato".

En la exposición, conviven retratos de Almodóvar, John Le Carré, Vittorio Gassman, Leonardo Sciascia, Antonio Gades, Juan Marsé, Francis Ford Coppola, el barón Thyssen con imágenes de los reportajes que Socías hizo en Sicilia, Barcelona, Lisboa o Lourdes; hay también desnudos femeninos que contrastan con el miedo del día posterior a la muerte de Franco y la tarde del golpe de Estado de Tejero.