Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cocinero genial con una vida "normal"

Ferran Adrià: "Sin educación no puede haber creatividad"

"Leo en el diario que Adrià se retira, lo llamo y lo felicito". Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat, fue una de las muchas personas que llamaron a Adrià tras anunciar que durante 2012 y 2013 elBulli descansaría. De esa llamada salió un desayuno. Esta mañana Pujol y Adrià se han sentado en la misma mesa, en el hotel Majestic de Barcelona, para hablar de creatividad y proyección internacional.

Adrià se ha definido a sí mismo como una persona que lleva "una vida normal", no tiene hijos y vive en una casa "normal", no cuenta con un gabinete de prensa y cuando empezó con elBulli, en los años 80, no podía pagar a los trabajadores todos los meses. ¿Una vida normal? Adrià viajará en breve a Singapur donde tiene concertadas más de 80 entrevistas y en septiembre empezará un curso en Harvard. "Soy de los que no me quejo nunca", añade.

La cocina es el motor de sus viajes. Adrià ha hecho esta mañana una defensa a ultranza de la educación para mantener el éxito de la cocina catalana en el futuro, "sin educación no puede haber creatividad". También ha subrayado la necesidad de que la gente con suerte como él devuelva de alguna manera a la sociedad. El chef catalán ha defendido a la gente joven, "nunca ha habido una generación joven tan válida y tan bien formada", y ha apostado por aprovechar mejor nombres de personas como Pau Gasol o Valentí Fuster para hacer marca de país.

Pujol, por su parte, ha destacado que un elBulli no sale del Gobierno, "pero el Gobierno no debe poner impedimentos, tiene que intentar que quienes tienen un punto de genialidad tiren hacia delante". El ex presidente señaló que Cataluña tiene "muchos activos, pese a que ahora pasamos un mal momento".