Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La arroba se convierte en '@rte'

El MoMA de Nueva York incluye el símbolo de la era de Internet en su colección de arquitectura y diseño

En el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA, en sus siglas inglesas) lo llaman "adquisición", pero adquirir un símbolo es bastante difícil. El caso es que la colección de arquitectura y diseño de esta prestigiosa institución cultural estadounidense cuenta desde el lunes con un nuevo objeto, la célebre arroba (el símbolo @) que ha puesto rostro a la era de Internet.

"El arte contemporáneo, la arquitectura y el diseño pueden adoptar manifestaciones inesperadas(...), la adquisición de @ supone un paso más allá. Se basa en la asunción de que la posesión física de un objeto como requisito para su adquisición ya no es necesaria", señala en su blog la conservadora jefe de arquitectura y diseño del MoMA, Paola Antonelli.

Esta profesional asegura que esta peculiar adquisición libera a los conservadores de museos de la necesidad de poseer las obras de arte. Ahora, asegura, son "libres para etiquetar el mundo y dar categoría de arte a objetos que no se pueden tener (porque son muy grandes -aviones Boeing 747, satélites-)".

El origen de un icono

Para los alemanes la arroba representa a un mono, para los griegos, a un pato. Todas las sociedades modernas han dado un sobrenombre a esta símbolo que en inglés se denomina con la palabra at que significa en. El origen de este icono es misterioso, algunos expertos lo sitúan en el siglo XVI cuando era utilizado en textos comerciales venecianos para referirse, como en castellano, a una unidad de medida que equivale a 11,502 kilogramos (aunque la cifra varía según la región).

En 1967 el ingeniero Ray Tomlinson, creador del actual sistema de correo electrónico, la empleó en el primer mensaje que envió. Por este hecho recibió el año pasado el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica .

El símbolo de la arroba, además de en el correo electrónico, se emplea hoy en día en la red social Twitter y en numerosos logotipos y juegos de palabras para combinar el género masculino y femenino en una sola grafía.