Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clausurada en Granada una exposición que mostraba a un Jesucrito gay

La universidad la cierra ante las protestas de asociaciones de vecinos y particulares.- Su autor recibió amenazas de muerte

La Virgen convertida en una prostituta de la carretera de Jaén, donde conoce a San José, que es un camello. El hijo de ambos crece y se inicia en el sexo con María Magdalena, pero finalmente descubre que es gay. Con estos ingredientes, la exposición abierta por el fotógrafo jiennense Fernando Bayona en Granada no pasaría inadvertida para nadie. Lo que no imaginaba su autor es que iba a recibir amenazas de muerte y que la Universidad de Granada (UGR) se iba a ver obligaba a suspenderla ante las protestas de asociaciones de vecinos, particulares y grupos cristianos.

"Sabía que todo esto podía tener una importante repercusión, pero no esperaba que llegase a este extremo", ha explicado a última hora de esta tarde el autor de las 14 fotografías, tituladas Circus Christi. El pasado sábado, el fotógrafo acudió a la policía después de haber recibido diferentes amenazas. En uno de los e-mails, que tenía como asunto Skinhead de Granada, podía leerse lo siguiente: "Lo vas a lamentar. Mira a un lado y otro cuando vayas por la calle porque te vamos a reventar la cabeza".

Imposible "poder garantizar la seguridad"

Ante esta situación, la UGR ha decidido hoy clausurar la exposición y ha emitido un comunicado en el que explica que le resulta imposible "poder garantizar la seguridad" de la muestra. Además, se encarga de precisar que la muestra no había sido subvencionada "ni a través de becas ni de ninguna otra forma". Por último, lamenta que "se hayan sentido heridos los sentimientos y las convicciones de un elevado número de personas".

Desde su inauguración el 11 de febrero en la Corrala de Santiago, diversos colectivos sociales habían mostrado su repulsa por el contenido de la muestra. Carmen Nestares, presidenta de la Asociación de Vecinos del Realejo, el barrio en el que podía visitarse la exposición, envió una carta al rector de la UGR, Francisco González Lodeiro, en la que le pedía la clausura de la muestra "por sus contenidos, que están causando un profundo malestar según las numerosísimas manifestaciones recibidas".

También la Hermandad del Cristo de los Favores, enclavada en el barrio, mostró su "profundo malestar" en un comunicado por lo que consideraba "un ataque directo a las creencias y tradiciones de una buena parte de la ciudadanía granadina". El caso es que la exposición, que debía haber sido clausurada el próximo 5 de marzo, ha recibido la visita de tan sólo 38 personas desde su inauguración.

Al conocer la noticia del cierre de su muestra, el fotógrafo ha querido defenderse y ha explicado que había sido monaguillo y que conocía la Iglesia Católica "desde dentro", por lo que considera que podía "emitir un juicio de valor". "Con Circus Christi no tenía la intención de ir contra la Iglesia sino de contar cómo habría sido la vida de Cristo hoy en día", a lo que ha añadido que había tratado de realizar "más una crítica a la sociedad que a la religión" por la ansiedad del éxito rápido que hay hoy en día.