Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leonard Cohen, en buena forma... creativa

El cantautor, que pospuso varios recitales por problemas de espalda, tiene nuevos temas, afirma Javier Mas, uno de sus músicos

Leonard Cohen y Javier Mas
Leonard Cohen y Javier Mas

Javier Mas asegura que, pese a su lesión en la espalda, Leonard Cohen está "en buena forma", que el año pasado ensayaron "cuatro o cinco temas nuevos" y que descarta nuevos retrasos en la gira. No es la opinión de un cualquiera: se trata del hombre ante el que Cohen se arrodilló en cada concierto de su última gira, el año pasado. Javier Mas, de 57 años, nació en Zaragoza, la ciudad donde aprendió a tocar la bandurria y el archilaúd. Su buen hacer con estos instrumentos, además de con la guitarra, le han permitido tocar con uno de sus ídolos de juventud, el veterano poeta y cantautor canadiense, que hoy tiene 75 años. Sus fanáticos tendrán que esperar hasta el 15 de septiembre para poder verle de nuevo sobre el escenario, seis meses más de lo previsto. El tour, que no incluye España, tiene espectáculos programados hasta el 7 de octubre.

Los temas se ensayaron durante la gira. En la pasada ceremonia de los Grammy, una de sus colaboradoras, Sharon Robinson, indicó que Cohen ya tenía un tema titulado Different sides. Mas amplía la lista a cuatro o cinco. "Él tocó el piano en una de las canciones. Yo utilizo la bandurria, el archilaúd, la guitarra..." enumera. La aportación de Javier Mas a la música de Cohen ha aportado aires mediterráneos a las composiciones del canadiense, como en la versión en directo de The gipsy wife.

"La gira se retrasa hasta septiembre. Leonard necesita cuatro o cinco meses de rehabilitación", confirma el músico, desde su piso en Barcelona. "Se trata de una lesión de espalda, un pinzamiento. Ocurrió mientras hacía ejercicio. Es una lesión muscular, lleva su tiempo", comenta. ¿Habrá nuevos retrasos, en caso de que la rehabilitación necesite más tiempo? Mas no lo cree probable. "Se ha dado margen para no quedar mal. Él es un tío fuerte y está fenomenal, se cuida mucho. De otra manera, los años y la carretera no se aguantan", reflexiona el zaragozano que aprovecha sus vacaciones para grabar colaboraciones y, sobre todo, para descansar. "Luego vendrá lo duro", pronostica entre risas.