Reportaje:

A Santiago, desde el Norte

Euskadi, Galicia, Asturias y Cantabria pedirán la designación como Patrimonio de la Humanidad de sus tramos de ruta jacobea

El Camino de Santiago del Norte, el que pasa por Euskadi, es valorado cada vez por más peregrinos. Unos 8.000 recorrieron el año pasado alguno de los dos ramales vascos de la ruta jacobea, el Camino de la Costa o el del Interior, una cifra que se ha ido prácticamente duplicando año a año desde el último jacobeo, en 2003, cuando sólo un millar de personas recorrieron estas sendas.

Para el próximo Año Santo, 2010, los Gobiernos de las cuatro autonomías atravesadas por la variante norteña de la ruta -Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco- se han propuesto atraer todavía a más peregrinos y, para ello, no sólo van a realizar actividades desde el punto de vista de la promoción turística y de la mejora de los servicios y actividades culturales a lo largo del camino, sino que pedirán su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

La propuesta se plantea como una ampliación de la declaración del Camino Francés
Los directores de Patrimonio de las cuatro autonomías presentarán una solicitud conjunta

Así lo anunciaron ayer los responsables de Patrimonio Cultural de las cuatro regiones del Cantábrico, reunidos en el monasterio vizcaíno de Zenarruza. Estaba previsto que el Ministerio de Cultura también participase en esta cumbre sobre el Camino, pero el caos provocado por la nieve en el aeropuerto madrileño de Barajas se lo impidió.

Los cuatro Ejecutivos regionales ultiman un documento para solicitar a la Unesco que el Camino de Santiago del Norte sea Patrimonio de la Humanidad, del mismo modo que ya lo es el llamado Camino Francés, la ruta más consolidada a lo largo de la historia, que recorre Navarra y el Norte de Castilla antes de llegar a Galicia.

"Aunque en número de peregrinos no sea comparable con el del Camino Francés, el del Norte sí que es equiparable con el primero en términos históricos y culturales", explicó el Director de Patrimonio Cultural del Gobierno vasco, José Luis Iparraguirre, quien añadió que los peregrinos valoran mucho, además, la riqueza paisajística de esta ruta, en comparación con la mayor "monotonía" y "aridez" de la ruta castellana.

La propuesta se presentará en primera instancia al Ministerio de Cultura a comienzos del próximo año. A continuación, este organismo y los departamentos homólogos de las comunidades del Cantábrico presentarán juntos la solicitud definitiva a la Unesco. La idea es que se trate de una ampliación de la declaración con la que ya cuenta el Camino Francés, lo que simplifica los trámites, según explicó Iparraguirre. La designación se produciría en 2012.

Entretanto, el director de Patrimonio confía en que siga creciendo el interés en la parte vasca de la ruta. Para ello, recordó, el Ejecutivo tiene en marcha un Plan Director que implica a los departamentos de Cultura e Industria y Turismo y a Basquetour y que busca mejorar, sobre todo, aspectos como el del alojamiento, el aspecto en el que el Camino Francés tiene mayor ventaja hoy en día con respecto al norteño.

Lo más visto en...

Top 50