Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flórez pone en pie hasta al público de la calle

El tenor peruano derrocha voz en su primer recital en el Teatro Real y regala un tema desde el balcón a los espectadores que lo seguían desde fuera

En septiembre se cumplen diez años de la muerte de Alfredo Kraus y el tenor peruano Juan Diego Flórez ha querido dedicarle expresamente el recital con el que este martes puso en pie al Teatro Real de Madrid. No sólo eso sino que, sin previo aviso e inmediatamente después de salir por tercera y última vez a saludar, se asomó a la terraza del coliseo y regaló La flor de la canela a numerosos seguidores que seguían el concierto desde la pantalla instalada en la plaza de Oriente madrileña.

Antes, en el patio de butacas se escucharon piropos de todos los cortes, especialmente con la canción que cerró los bises, el bolero Júrame, y con los nueve do de pecho de Ah! mes amis de La fille du regiment. Tampoco escatimó el público pasión con la "novedad" de la noche: el aria Terra amica de la ópera Zelmira -que interpretará este verano en el Festival de Pessaro-, con la que cerró la primera parte, dedicada íntegramente a su "especialidad": Rossini.

La segunda la abrió con el Ah! lève-toi, soleil! de Roméo et Juliette de Gounod, siguió con La alegría del batallón de José Serrano, El guitarrico de Agustín Pérez Soriano, Emigrantes de Rafael Calleja y Tomás Barrera, y concluyó volviendo a Rossini con Asile hereditaire... Amis, amis de Guillaume Tell.

Para las "propinas", como él las llamó, se guardó, además de Júrame y Ah! mes amis, Cessa di piu resistere y L'alba separa dalla luce l'ombra.

El concierto, que se repetirá el próximo domingo, con pantalla gigante incluida, ha compensado sin duda la decepción del público del Real tras la decisión del tenor de cancelar su participación en el Rigoletto que se estrena este mismo miércoles en el coliseo madrileño por las posibles repercusiones negativas que podría tener sobre su voz un registro que no es habitualmente el suyo.