Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tonky de la Peña, la larga historia de un profesor de blues

Hay pocos músicos en este país con la historia y las tablas de Tonky de la Peña, el padre del blues madrileño. Un cuarto de siglo de su Tonky Blues Band da para mucho. Cuando Tonky empezó a tocar de niño, mediados de los sesenta, influenciado primero por los Beatles y más tarde por los tintes blues de los músicos británicos, ya tenía clara cual era su pasión. Y de esa pasión ha vivido. La Tonky ha grabado pocos álbumes, lo suyo ha sido el directo. Y por los escenarios de media España y todo Madrid han pasado sus escuderos, alumnos y colegas. Cuando Tonky encontró al genial armonicista Ñaco Goñi, allá por el año 84, dio con la pieza que le faltaba a su banda. Allí se empezó a germinar el resurgir del blues.

Tonky de la Peña siempre fue un músico autodidacta que con los años se ha convertido en todo un maestro de la guitarra slide. Su experiencia le valió para llegar a tocar con los grandes. En 1990 Tonky perteneció al grupo de Jerry Lee Lewis durante una gira por España y en 1992 hizo lo mismo con Mick Taylor, el legendario guitarrista de John Mayall y después miembro de los Rolling Stones entre los años 1969 y 1974. También ha acompañado a leyendas más propias del blues clásico como Bell, Louisiana Red o Charlie Musshellwhite. Ñaco se fue de la banda y su lugar lo ocuparon dos chicos gallegos, Adrián Costa y Marcos Coll. "Eran dos chiquillos, su madre me llamó para decirme que se venían a Madrid porque querían tocar conmigo...y vinieron". Comenta Tonky después de un concierto en El Junco. Estos dos chicos se curtieron en Madrid, aprendieron la esencia del blues de la mano de Tonky y luego formaron su propio grupo, Los Reyes del KO. Ahora residen en Alemania donde se han hecho su propio hueco en la escena blues.

Los años siguen pasando para Tonky que ha vivido la evolución del blues en España en primera persona. Ha residido en EEUU y en París, ha participado en grandes eventos musicales, pero nunca se ha alejado de los pequeños locales donde el blues se vive de un modo diferente, más cercano. Por su blues band siguen pasando nuevas caras, la mayoría más jóvenes, pero todos con la misma pasión que sigue la línea marcada por el que muchos consideran padrino del blues en España. ¿Una ocasión para verlo? Cualquier noche en cualquier local que suene blues