Entrevista:Alexandre Aja

"En España hay dinero, ideas y público para el cine de terror"

El director de cine francés habla desde el Festival de Sitges sobre su último estreno, 'Reflejos'

Por culpa de unas anginas, el realizador francés Alexandre Aja canceló la presentación española de Reflejos, su última película protagonizada por el actor Kiefer Sutherland, en la gala inaugural del Festival Internacional de Catalunya - Sitges 2008 ayer por la noche. La presencia del director de las brutales Alta tensión o del remake de Las colinas tienen ojos era muy esperada entre el público al ser éste una orgullosa criatura del festival: "Si no llega a ser por Sitges, no habría hecho mis otras películas", explica; pero también matiza: "en realidad, el primer recuerdo que tengo de la ciudad fueron las resacas en mi época de instituto". Alexandre Aja, el gurú del horror realista más extremo y, hoy, apóstol del horror paranormal, se deja entrevistar por teléfono casi sin voz.

Más información

Pregunta: Reflejos está basada libremente en la película coreana Geoul Sokeuro (El otro lado del espejo) ¿Qué le atrajo de la historia original?

Respuesta: Después de terminar mi última película, me llegó el guión de esa película coreana que por cierto se proyectó en Sitges en el 2003. La historia tenía muchos problemas pero me atrajo que tomara algo tan común como un espejo para darle la vuelta y hacerlo algo mucho menos inocente. Para mí, esa es la verdadera esencia del horror: coger algo cotidiano y darle la vuelta.

P: Después del crudo realismo de sus últimas obras, ¿a qué se debe la deriva al sobrenatural deReflejos?

R: Es verdad que la gente se esperaba algo mucho más hardcore después de mis últimas obras. Pero, justamente después de tanto realismo tenía ganas de hacer algo distinto. Reflejos es un thriller, más comercial, abierto a mucho más público, está mucho más en la línea de películas como El resplandor donde se habla sobre la destrucción de la familia.

P: En la película, los personajes se quedan atrapados por su propio reflejo. ¿Algún mensaje en ello?

R: Cuando retomamos el guión coreano, hicimos mucha investigación sobre la relación de los espejos con nuestra civilización, y nos dimos cuenta que los dos estaban muy relacionados. Hoy, ciudades como Nueva York está recubierta de espejos al 80% y eso, hace algunos siglos, el hecho de que te reflejes por todas partes, habría sido considerado algo del demonio porque, en efecto, no podemos escapar de nuestro propio reflejo.

P: En su forma de abordar las historias, y en especial sus finales, siempre se ha salido de la norma marcada por los estudios de Hollywood. ¿Cómo se las arregla?

R: Es muy difícil mantener el nivel de autoría en Hollywood. Por ello, yo he desarrollado una técnica que consiste en firmar las historias que después voy a filmar. Así tengo control creativo sobre la obra final. En Europa, tenemos una realidad totalmente distinta en ese sentido por ello me tuve que adaptar en Estados Unidos. Pero, sigo creyendo que el tipo de cine que hago sólo sería posible hacerlo en Estados Unidos y España.

P: Estados Unidos y... ¿España?

R: Sí. El día que en los César franceses premiemos una película de terror será toda una revolución. En España ya ha pasado eso con El orfanato. En Francia todavía no hemos tenido algo así y eso se nota en la producción de películas y en su aceptación en taquilla. En Estados Unidos hay mucho dinero para hacer películas, en España también y, además, hay público e ideas.

P: Y después de Reflejos, ¿qué?

R: La próxima película es todo lo contrario a Reflejos y muy diferente a mi anterior obra. Se trata de una película sobre pirañas que se comen a adolescentes norteamericanos rodada en tres dimensiones. No tendrá nada que ver con la película de James Camerón. Será muy realista, algo así como Gremlins sólo para adultos.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50