Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Príncipes inauguran en México el I Congreso Iberoamericano de Cultura

Entre los retos del Congreso, centrado en Cine y Audivisuales, están las nuevas estructuras tecnológicas en cine y la falta de presupuesto

Los Príncipes de Asturias acompañados por el presidente de México, Felipe Calderón, y la primera dama de México, Margarita Zavala, durante la inauguración del Congreso.
Los Príncipes de Asturias acompañados por el presidente de México, Felipe Calderón, y la primera dama de México, Margarita Zavala, durante la inauguración del Congreso. EFE

Los Príncipes de Asturias han inaugurado este miércoles en Ciudad de México el I Congreso Iberoamericano de la Cultura, que como ha señalado don Felipe, tiene entre sus retos delimitar los "problemas estructurales" y "económicos" a los que se enfrenta el cine iberoamericano. El presidente mexicano, Felipe Calderón, y los responsables de Cultura de los diferentes países participantes han estado también presentes en el acto.

Cineastas, actores, productores y distribuidores reflexionarán durante cinco días sobre los problemas de la industria cinematográfica iberoamericana en seminarios, mesas redondas y conferencias hasta llegar a emitir una "radiografía global" del cine iberoamericano, como ha indicado el ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Tanto el Príncipe, el ministro de Cultura, Cesar Antonio Molina, y los cineastas invitados a la sesión inaugural, Manuel Oliveira, Arturo Ripstein y Carlos Saura, han coincidido en destacar el potencial cultural del cine iberoamericano lleno de imaginación y personalidad, pero limitado por la "censura económica" y enfrentado al poder de las nuevas tecnologías y soportes.

El Congreso es, como ha recordado el Heredero de la Corona española, una iniciativa que surgió hace un año en la XVII Cumbre Iberoamericana de Chile y cuyas conclusiones se darán a conocer en la próxima reunión de Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar a finales de octubre en El Salvador.

La presencia de Buñuel

Las alusiones a Buñuel han dominado la inauguración del Congreso. El cineasta Arturo Ripstein, autor de títulos como La perdición de los hombres o Así es la vida, ha proclamado un cine personal o "peligroso" como hacía Luis Buñuel, que no dependa de la taquilla y que reciba el apoyo "sostenido de nuestros gobiernos". Porque para Arturo Ripstein, no hay mayor censura que la "económica" y el Estado se debe volver "mecenas" y tiene la obligación de "velar" porque ese cine personal y de autor llegue al mayor número de personas y se difunda también por la televisión.

Uno de los momentos más emotivos de la inauguración ha sido cuando ha intervenido el cineasta portugués Manoel de Oliveira -a quien el Príncipe ha felicitado porque en diciembre cumplirá 100 años-, quien ha hablado de Buñuel y de su aparente rebeldía contra Dios, porque no eliminaba las cosas malas que suceden a la humanidad.

Por su parte, Carlos Saura ha abogado por que este Congreso siente unas bases firmes de colaboración de toda Iberoamérica, ante los cambios que está experimentando el cine, y reclamado que se potencie la imaginación como vehículo para contar historias de manera distinta, como Oliveira, Buñuel o Ripstein.