Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Al rescate de las bibliotecas

Extramuros, una editorial sevillana, digitaliza libros antiguos y los edita como facsímiles

Novedades editoriales de la semana: Antonio Machado y Núñez, abuelo de los poetas Antonio y Manuel. José Cadalso, autor de las Cartas Marruecas. Miguel de Mañara, sevillano inspirador del mito de Don Juan Tenorio. Sí, novedades editoriales, aunque los autores haga al menos un siglo que fallecieron. Algunos de ellos nunca editaron más de 500 ejemplares en vida. Ahora vuelven al mercado gracias a una editorial sevillana, Extramuros, especializada en digitalizar libros y ponerlos a la venta en formato facsímil, exactamente igual que en su primera edición.

No es una novedad. Desde hace diez años se desarrollan iniciativas de digitalización de fondos editoriales como el proyecto Gutenberg, el pionero, productor de libros electrónicos que actualmente cuenta con 25.000 títulos en su catálogo editorial. La biblioteca virtual Miguel de Cervantes es, desde 1999, la primera iniciativa en castellano para convertir a formato digital el patrimonio bibliográfico español e hispanoamericano. Sin embargo, ninguno de ellos edita en papel la obra convertida a formato digital.

Extramuros, editorial con sede en Sevilla, es la pionera en un nicho en el que todavía no están las grandes editoriales. "Pretendíamos montar un proyecto editorial en un segmento en el que no hubiese mucha competencia", explica Manuel Iglesias, director general de la editorial. Comenzaron hace cuatro años, con el objetivo de ofrecer al mercado obras de difícil acceso, aunque sus obras se encuentran en las librerías desde hace un año y medio. "Vimos la necesidad de profesores universitarios e investigadores de acceder a libros que se encuentran en bibliotecas muy concretas y a los que es difícil llegar, así que nos decidimos a digitalizar y reproducir esas obras de importancia porque constituyen la memoria histórica, científica y social de diferentes culturas", explica Iglesias. Ahora, han visto también interés de parte del público general.

Mejor cuanto más viejo

En Extramuros son doce personas, dedicadas a elegir los títulos, escanearlos y editarlos. El trabajo arranca con la labor de investigación, la elección de los títulos indicados. A partir de convenios con bibliotecas que les permiten acceder a sus depósitos, logran el acceso y comprueban el estado físico de la obra. Si no está en buen estado, se desecha. "Curiosamente, los libros más recientes son los más dañados", explica Iglesias. "Los que tienen más de 400 años están mejor conservados porque no se usaban productos químicos para editarlos".

La digitalización se lleva a cabo con un escáner aéreo, que no emite calor ni presión sobre el libro y permite hacer una reproducción con un alto nivel de calidad. Después, se limpia de imperfecciones e impurezas, para que la reproducción del libro sea exactamente igual a la primera vez que salió de imprenta. El acuerdo conlleva la entrega de una copia máster digital de la obra escaneada a la biblioteca para que le dé el uso que crea conveniente. Todos, menos su uso comercial, del que se encarga Extramuros. Comenzaron colaborando con la Biblioteca de Andalucía, y actualmente trabajan con la Universidad de Cádiz, de Córdoba y la Complutense de Madrid. "Elegimos los títulos si son interesantes por su contenido, o por quién los realizó, si es un editor de renombre, como Ibarra, por ejemplo", explica Iglesias. Columela, Séneca, todos, autores que han muerto al menos hace 80 años, libres de derechos de autor.

Medicina, astronomía, veterinaria, arquitectura, literatura, gastronomía, historia, flamenco y folklore son los temas más recurrentes. El libro que mejor ha funcionado hasta ahora, explica Iglesias, es Historia y costumbres de los gitanos, escrito por F. M. Pabanó (seudónimo de Félix Manzano López), en 1915. "Lo singular del proyecto es que hemos sacado obras que se editaron una vez y nunca se han vuelto a editar más", explica Iglesias. "Algunos títulos salieron en ediciones muy pequeñas y estamos sacando más tirada ahora de las que sacaron en vida de los autores".

Extramuros cuenta con una red de distribución nacional e internacional, con una incipiente presencia en América. El aniversario de la Constitución de 1812 o el año de la Astronomía son efemérides que les marcan el camino para elegir los futuros títulos. Las opciones son muchas, por lo que la empresa está en pleno proceso de expansión. También con los temas locales. "Estamos trabajando también en temas locales, recuperación de libros de personalidades importantes a nivel local, historia de edificios, calles, plazas de determinadas ciudades", enumera el director general. Madrid, País Vasco, León, Barcelona, Asturias y Andalucía, son los lugares en los que ya están trabajando.