Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Tomás reaparecerá en Santander

El torero ha vuelto a entrenarse en el campo de cara a su compromiso en la capital cántabra

El pasado 15 de junio José Tomás se vistió de luces por última vez, fue en la plaza de Toros de Las Ventas, se llevó tres cornadas de pronóstico grave y volvió a triunfar con tres orejas como trofeo en el esportón. El tiempo de recuperación está resultando demasiado prolongado, sobre todo por lo mucho que motiva al resto de compañeros de escalafón.

Estará convaleciente más de un mes, pero pierde muy pocos compromisos: Alicante, Badajoz y Algeciras. Nunca ha sido un torero de grandes cifras, de torear cada tarde. Su carrera ha sido más la búsqueda de hitos, de momentos especiales y creación de acontecimientos. A esta circunstancia hay que sumar su "alergía" a la televisión, que le ayuda a esquivar el temido toro del Norte: Pamplona y Bilbao echan corridas de gran respeto; y su alto caché. Muchas plazas, con el cartel de "no hay billetes" no se pueden permitir la contratación del diestro por lo mucho que pide.

La reaparición, según ha confirmado el apoderado del matador, será el próximo 23 de julio en la feria de Santander, junto a Manolo Sánchez -diestro a la baja que apenas torea salvo por la zona de Valladolid, pero que al ser más veterano va por delante en el cartel-, y Francisco Marco, un torero local que suele entregarse en las pocas tardes que hace el paseíllo. Los astados serán de una de las ganaderías favoritas de José Tomás: Victoriano del Río. En su vuelta a Las Ventas el 5 de junio el torero cortó cuatro orejas a los toros de esta misma vacada.

Demasiados percances

José Tomás arrastra a la afición donde quiera que vaya, pero la cantidad de percances que sufre se está convirtiendo en un arma de doble filo para sus seguidores.

El compromiso más destacado de este verano tendrá lugar el 10 de agosto en el Puerto de Santa María (Cádiz) mano a mano con el personalísimo y barroco artista José Antonio "Morante de la Puebla". Resulta casi imposible conseguir una entrada para el festejo, la única solución es comprar un abono completo. Ahora bien, ¿merece la pena pagar el importe de cuatro entradas para sólo asistir una tarde? Para muchos sí, pero... ¿qué pasaría si José Tomás resultase cogido de nuevo -muy probable- y no hiciese el paseíllo? Según el reglamento vigente sólo se devolvería a los aficionados el importante de la entrada del día 10, no del resto y un fiasco para los incondicionales del torero. Por eso, antes de hacer una reserva de hotel y comprar las entradas se lo están pensando mucho para ver cómo se le da en Santander.