Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abdellatif Kechiche se impone en los César

'La Graine et le mulet' se lleva cuatro galardones, entre ellos el de mejor película, en la gran noche del cine francés.- Marion Cotillard logra el de mejor actriz por 'La vie en rose' y Mathieu Amalric el de mejor actor por 'La escafandra y la mariposa'.- Premios de honor para Roberto Benigni y Jeanne Moreau

La Graine et le mulet, de Abdellatif Kechiche, ha ganado el César a la mejor película de 2007 y se ha convertido en la gran triunfadora de la 33 edición de los premios del cine francés celebrada esta noche en París. Kechiche, cineasta franco-tunecino de 47 años, se ha llevado además con otros dos de los César más cotizados, el mejor realizador y el mejor guionista. Su tercer largometraje, profunda y entrañable historia de

una familia como la suya, ha convirtetido también a Hafsia Herzi, de 21 años, en la mejor actriz debutante.

Con el galardón más cotizado de la noche en la mano, en su muy breve intervención final, Abdellatif Kechiche, de 47 años, ha rendido homenaje a su padre, "ese pequeño obrero de la construcción" que fue "mi fuente de inspiración y me dio mucha energía", antes de evocar a sus padres cinematográficos, Claude Berri y Maurice Pialat. Kechiche no es nuevo en la noche de los César pues en 2005 se llevó ya cuatro de ellos con "L'Esquive", su segundo largometraje.

La Graine et le mulet", ya abundantemente premiada en otros foros del séptimo arte, competía por el César 2008 más prestigioso con La vie en rose, de Olivier Dahan; Un secret, de Claude Miller; La escafandra y la mariposa"), de Julian Schnabel; y Persepolis, de Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud. Dahan, Miller, Schnabel y André Téchiné, por Les témoins, eran los otros cuatro aspirantes al César del mejor director.

La vida rosa de Cotillard

Sólo una de las dos grandes favoritas de la gala, ha logrado hacerse con otros cuatro César: La vie en rose, de Olivier Dahan. Marion Cotillard, su protagonista, candidata también para el Oscar este próximo domingo, se ha llevado el César sin demasiadas sorpresas, dada su celebradísima interpretación de la cantante Edith Piaf. La actriz ha dedicado su primer agradecimiento a Olivier Dahan por haber "escrito el más bello papel del mundo" y habérselo ofrecido a ella. Cottillard competía contra Isabelle Carré, Cécile de France, Marina Foïs y Catherine Frot.

La vie en rose ha sido premiada también por su fotografía, sus decorados y su vestuario; menos de lo aspirado, pero bastante más que el César a la mejor actriz secundaria, Julie Depardieu, que ha ido a parar al intimista "Un secret", de Claude Miller, que partía con once candidaturas.

La escafandra y la mariposa, de Julian Schnabel, ha salido mejor parada con el premio al mejor actor para Mathieu Amalric, ausente de la fiesta por rodar en estos momentos su próxima película, y al mejor montaje, de Juliette Welfling. Dos César también se ha llevado Persépolis, de Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud, otra gran favorita, premiada en Cannes, éxito de taquilla y "oscarizable" en breve, que optaba a seis laureles y se ha quedado en el mejor primer filme y la mejor adaptación del año.

El galardón para la mejor película extranjera ha sido para La vida de los otros, del alemán Florian Henckel von Donnersmarck, que se ha impuesto a Cuatro meses, tres semanas y dos días, del rumano Cristian Mungiu; De l'autre coté, de su colega germano-turco Fatih Akin; We Own the Night, del estadouidense James Gray; y Promesas del Este, del canadiense David Cronenberg. Estrenada en 2006, la película ha recibido también, entre otros galardones, el Oscar al mejor filme en lengua extranjera y el premio al mejor filme europeo.

Benigni, de honor

Jean Rochefort ha presidido esta trigésimo-tercera ceremonia de los Oscar franceses, en la que los profesionales del cine del país votan a sus mejores colegas del año. En plena forma a sus 78 años, con una rosa blanca en el ojal, el actor, que había prometido humor, fiesta y divertimento, ha evocado entre risas la primera noche de los César, "glacial", poco antes de declarar abierta la ceremonia. Conocidas actrices como Charlotte Rampling, Nathalie Baye o Fanny Ardant y, por supuesto, Marion Cotillard, se han dado cita en el Teatro del Chatelet, donde se ha celebrado la velada.

El cineasta italiano Roberto Benigni, de 55 años, ha recibido el César de honor y, al recogerlo, ha protagonizado uno de los momentos más alegres de la gala, al recordar que "las tres italianas más bellas están en Francia, Carla Bruni, Monica Bellucci y la Gioconda".

Tras él llegó la actriz Jeanne Moreau, de 80 años, que ha recibido un emotivo Super César de Honor, que el público ha celebrado en pie y con una gran ovación. Tras elogiar el cine "dulce y amargo", como la vida, "mensajero magnífico", la veterana actriz ha aprovechado para defender la "excepción cultural francesa" y expresar lo mucho que le inquietan "ciertas medidas gubernamentales que podrían debilitarnos". Razón por la cual Moreau ha "confiado" su Super César a la nueva generación de realizadoras que aspiraban al César "ad hoc" y que no se lo han llevado.