Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca el Bread & Butter 2008

La mayor feria de moda urbana de Europa empieza esta noche en Barcelona

A lo grande. El Bread & Butter (BBB), la mayor feria de 'marcas selectas' o 'moda urbana' de Europa, arranca esta noche en Barcelona con un espectáculo de luz y sonido en el emblemático Palau Nacional de la Fira de Barcelona. Una edición que bajo el lema 'King size' amplía su área expositora dando cabida a más marcas de zapatillas, ropa de lujo, vaqueros o de todo lo que un joven de clase media-alta occidental pueda comprar y ponerse. Un evento lúdico-empresarial que desde esta noche hasta el viernes hará de Barcelona la capital mundial de la moda con miles de expositores y visitantes, desfiles de moda, exposiciones y, también, fiestas exclusivas.

Berlín fue desde el año 2003 la sede central del Bread & Butter, una feria que comenzó en el 2001 como mercado local para marcas de ropa que mimaban el diseño. Hace dos años la organización decidió abrir una sucursal catalana y aprovechar así los servicios de la Fira y el tirón comercial de la ciudad condal. Desde entonces, la historia del Bread & Butter es una historia de éxito y este año lo celebra en su edición de invierno a lo bestia. En una superficie de 100.000 metros cuadrados, 91.000 visitantes según las estimaciones de la organización visitarán los stands de más de 900 marcas durante los tres días de la feria.

Pero, además del tamaño, el BBB viene cargado de novedades. El Palau Nacional, edificio que alberga el Museo Nacional d'Art de Catalunya - MNAC, será el escenario privilegiado para ver desfilar las nuevas colecciones de Phillip Plein y Custo Barcelona además de la de los jóvenes diseñadores del prestigioso Dutch Fashion Institute. A la familia de pabellones temáticos (Denim, Fashion, Superior, Sport & Street y Studio) hay que añadir un recinto dedicado a las marcas que producen ropa deportiva de diseño llamado 'Sportwear'. O el pabellón 'The Source', que a modo de preview de la edición barcelonesa del próximo verano, mostrará un recinto que aglutinará a los productores de de materiales textiles, compañías de lavandería y teñido así como productores de complementos.

Un macro-mercado fashion que no descuida su lado lúdico. DJs y grupos de rock internacionales amenizarán los pabellones mientras cada stand hace lo posible por llamar la atención de los visitantes. Conciertos improvisados como el del grupo Sidonie el miércoles en el stand de Gola, fiestas conceptuales como la de la marca deportiva Adidas junto al músico catalán Fibla o campañas más provocadoras como la de la división de moda de Playboy que se ha traído a Barcelona a dos playmates para promocionar su nueva temporada. Todo, mientras Pepe Jeans London presenta en el pabellón Mies van der Rohe, rebautizado The Art para la ocasión, una colección inspirada en la obra del artista Andy Warhol o mientras el grueso de los cool-hunters del continente intenta averiguar las tendencias para próxima temporada. La respuesta, sin duda, los próximos tres días en Barcelona.