Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla se queda con el lienzo 'Santa Rufina' de Velázquez

La Fundación Focus-Abengoa ha pagado en una subasta más de 12 millones de euros

La Fundación Focus-Abengoa, con sede en Sevilla, ha pagado 12,4 millones de euros por el cuadro atribuido a Velázquez Santa Rufina.

La obra salió a la venta en 9 millones de euros y hubo más de un interesado en el lienzo. Finalmente, la entidad hispalense logró hacerse con una de las últimas pinturas de Velázquez que quedan en manos privadas.

Este cuadro ha despertado un gran interés en la ciudad natal del pintor, que llegó a organizar a través de la Asociación Velázquez por Sevilla una cuestación popular que ha recaudado unos 20.000 euros hasta el momento.

El destino de la obra del artista sevillano será la sede Focus, en el Hospital de los Venerables, donde se creará una sala de interpretación de Velázquez junto con la obra Imposición de la casulla a San Ildefonso, propiedad del consistorio de la ciudad. El acuerdo entre el Ayuntamiento hispalense y la Fundación tendrá una duración de 75 años.

El resto de Administraciones no se han interesado por Santa Rufina. El Ministerio de Cultura descartó pujar por ella al "no poder improvisar" 9 millones de euros, y la Junta de Andalucía no ha querido aclarar en todo este tiempo si concurriría a la subasta o no, limitándose a señalar que en estos asuntos es mejor no hacer comentarios públicos al respecto, a fin de que no se disparen los precios.

Un cuadro muy deseado

La última vez que Santa Rufina apareció en el mercado fue en 1999, en una subasta de Christie's en Nueva York, con una estimación de salida de tres millones de dólares, que finalmente alcanzó el precio de 8,19 millones. Aunque el Ministerio de Educación y Cultura pujó, la obra quedó en manos de un coleccionista.

El pasado 22 de junio, cuando el cuadro estuvo expuesto en el Ayuntamiento, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, retó a los ciudadanos, empresarios e instituciones de la ciudad a recuperar el cuadro Santa Rufina para llevarlo al Museo de Bellas Artes y crear allí una sala dedicada a Velázquez, también con la obra La imposición de la casulla a San Ildefonso, que cederá el Ayuntamiento. Sin embargo, estos dos lienzos finalmente se quedarán en el Hospital de los Vulnerables.