Los grabados de Durero, en el Museo Guggenheim

La muestra 'Alberto Durero: Grabados de la Colección del Städel Museum' podrá ser visitada desde mañana hasta el 9 de septiembre

El Museo Guggenheim ha otorgado al maestro alemán y europeo del grabado durante el Renacimiento, y uno de los principales artistas germanos de la antigüedad, Alberto Durero, el protagonismo de la exposición central del periodo estival de la pinacoteca bilbaína de arte moderno y contemporáneo. La muestra, titulada Alberto Durero: Grabados de la Colección del Städel Museum, exhibe al público, por primera vez desde 1971, una cuidada selección de 165 de las más importantes estampas hechas en talla de madera y cobre que realizó el grabador alemán a lo largo de toda su producción artística, que alberga el citado museo de la ciudad alemana de Frankfurt am Main. La exposición permanecerá abierta desde mañana martes hasta el 9 de septiembre, fecha en la que viajará a Frankfurt para ser exhibida hasta diciembre de 2007.

Más información

La muestra ocupa las tres "salas clásicas" de la tercera planta del moderno museo diseñado por Gehry y está acompañada de un espacio didáctico en el que los visitantes y, especialmente, los niños del programa educativo del Guggehneim, podrán familiarizarse con las técnicas de grabado empleadas por el maestro alemán, según ha explicado el director del museo, Juan Ignacio Vidarte, que ha presentado la muestra hoy junto al comisiario, Martin Sonnabend.

La exposición incluye tres piezas consideradas por los estudiosos en este artista alemán de finales del siglo XV y principios del XVI, como obras cumbres de su carrera que todavía no han sido superadas, como son El caballero, San Jerónimo en su celda y La Melancolía I, realizadas entre 1513 y 1514.

También se podrán ver en Bilbao sus primeros grabados a buril sobre plancha de cobre, titulados Joven amenazada por la muerte, que pretende ser un cuento moralizante sobre las consecuencias de comportamientos considerados pecaminosos (la cita de una mujer con su amante) por la religión católica que profesaba el artista, y La sagrada familia de la Libélula.

La religión y la moral católica

El comisario de la muestra ha señalado que los criterios seguidos para seleccionar las 165 obras de las más de 500 que posee el Museo Städel que se podrán ver en Bilbao han sido los de la "máxima calidad y belleza" de los trabajos expuestos con los que pretende también dar una idea al espectador del detalle y minuciosidad con la que trabajaba el maestro europeo del grabado.

La mayoría de los trabajos expuestos en esta muestra tienen como temática principal cuestiones relacionadas con la religión y la moral católica, como estampas de la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, los Santos, la Virgen o el Apocalipsis, aunque también hay algunos estudios sobre distintos aspectos de la naturaleza y trabajos realizados para ensalzar la grandeza del emperador alemán Maximiliano I. En la parte final del recorrido se encuentran también varias obras que realizó tras convertirse a la nueva doctrina religiosa que surgió en Alemania al triunfar la Reforma impulsada por Lutero.

Lo más visto en...

Top 50