Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adrià revela su concepto

El cocinero traslada un pabellón de la feria Documenta, en Kassel, a su restaurante, El Bulli

El cocinero catalán Ferran Adrià, invitado estrella de la Documenta de Kassel, ha revelado hoy el concepto con el que acude a esa feria del arte más innovador: colocar el denominado pabellón G del prestigioso certamen en su restaurante, El Bulli, en la Costa Brava.

"Hemos hecho lo único que podíamos hacer: ser respetuosos con quienes nos invitan. Y Roger (Buergel, director de la Documenta) nos invitó por lo que hemos hecho, por lo que hacemos en El Bulli. Por eso extendemos la Documenta allí", ha explicado Adrià durante la presentación oficial del programa del llamado Museo de los Cien Días.

A pie de la escalinata del Museum Fridericianum, epicentro de la Documenta, y rodeado del centenar de artistas asimismo invitados por Buergel, Adrià ha desvelado así el secreto que había guardado

durante casi un año sobre cuál iba a ser la contribución de un cocinero al mundo del arte.

"En lugar de colocarnos aquí y cocinar, lo que era imposible, trasladamos la Documenta a la Cala Montjoi", ha añadido entre un gran revuelo mediático de cámaras y fotógrafos.

A 2.000 kilómetros de Kassel

"A 2.000 kilómetros de Kassel", ha apostillado a su lado Juan Mari Arzak, otro chef de lujo español y padre de Marta Arzak, historiadora de arte y colaboradora del Guggenheim de Bilbao, quien "pensó" con Adrià cuál iba a ser el concepto.

"Hace veinte años que no cocino fuera de El Bulli, porque no concibo otra experiencia. Por eso El Bulli se convierte en el pabellón G de Documenta", ha explicado Adrià.

El cocinero es consciente de que ello va a crear cierta "decepción" entre quienes acudan a Kassel, puesto que no se encontrará al supuesto "invitado estrella".

Un escenario propio

"La cocina no es museable, es una disciplina artística que necesita su propio escenario, el escenario donde la hacemos", ha justificado Adrià.

El genial innovador de la cocina ha incidido en el debate acerca de si lo suyo es arte o no: "al final, el visitante decide qué es arte y qué no lo es".

Para Buergel, la cuestión ha quedado saldada hace tiempo: "La pregunta de qué es arte y qué no lo es dejó de tener importancia hace tiempo", ha declarado el director de la 12 edición de la Documenta, decidido a innovar y ampliar conceptos.