Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La lengua inglesa nunca será destronada"

Varios expertos aseguran que el inglés no correrá la suerte del latín y que seguirá dominando el mundo como 'lengua franca'

Varios lingüistas aseguran hoy en las páginas de The International Herald Tribune que la lengua inglesa domina el globo terrestre (en calidad de idioma de comunicación universal) como ninguna otra lengua lo ha hecho en la historia. "Nunca será destronada como reina de las lenguas", afirma el diario.

No falta quien asegure que la lengua de Shakespeare correrá la misma suerte que el latín o el sánscrito, quizá por cataclismos como una guerra nuclear o los efectos del cambio climático, señala el diario. Pero ese escepticismo respecto al dominio indefinido del inglés (quizá un inglés más simple que el original) no deja de ser una "visión minoritaria".

El mundo ha cambiado tan drásticamente, y el inglés está tan enraizado en los sistemas educativos de todo el mundo como segunda lengua (por no hablar del bombardeo constante de la cultura anglosajona en los medios de comunicación) que la historia "ya no es una guía", señala el diario citando a David Crystal, autor del ensayo El inglés como una lengua global.

"Es la primera vez en que, de hecho, tenemos una lengua que es hablada globalmente de manera genuina en todos los países del mundo. No hay precedentes que nos ayuden a ver qué va a pasar", indica este experto.

La misma opinión comparte John McWhorter, lingüista del Manhattan Institute, autor del libro El poder de Babel.

"El inglés es dominante en una forma en que ninguna otra lengua lo ha sido antes. No veo muy claro qué mecanismo podría desenraizar el inglés, dadas las condiciones que existen", señala McWhorter.

Segunda lengua

El Tribune admite que hay más hablantes nativos de chino, español o hindi, "pero es el inglés lo que hablan cuando conversan con otras culturas y es el inglés lo que enseñan a sus hijos para ayudarles a convertirse en ciudadanos en un mundo cada vez más interconectado".

Los expertos reconocen, sin embargo, que al igual que le sucedió al latín, el inglés se está fragmentando.

Han surgido lenguas vernáculas en Singapur, Nigeria y el Caribe; y en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, el spanglish (mezcla de inglés y castellano) se extiende a tal punto que ya existe una traducción del Quijote en este híbrido.

El inglés se enfrenta, además, a su versión internacional, que algunos llaman globish o Inglés Estándar Hablado Mundialmente (GWSS en sus siglas inglesas), una versión simplificada que es la que realmente reina en el globo.