El cuadro de Goya recuperado tras su robo se expondrá en el Guggenheim de Nueva York

La obra se incorporará a la muestra ‘Pintura española de El Greco a Picasso: Tiempo, verdad e historia’ el próximo 16 de febrero

El cuadro de Francisco de Goya Niños del carretón, que fue recuperado de su robo en noviembre pasado durante su traslado a Nueva York para una exhibición de pinturaespañola, será expuesto finalmente en el Museo Guggenheim. El cuadro se incorporará el 16 de febrero a la muestra Pintura española de El Greco a Picasso: Tiempo, Verdad e Historia, tal y como estaba previsto originalmente por sus comisarios, los españoles Carmen Giménez y Francisco Calvo.

Tras una investigación exhaustiva, la pintura fue recuperada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y fue devuelta al Museo de Arte de Toledo, en Ohio, donde fue reinstalada el 11 de enero del

2007.

"El préstamo de obras de arte a exposiciones significativas es un componente vital de nuestro objetivo educativo. Ahora que la comunidad de Toledo tuvo la oportunidad de ver la obra recuperada, nos enorgullece compartirla con el público de Nueva York", ha señalado en un comunicado el director del Museo de Toledo, Don Bacigalupi.

La directora del Guggenheim, Lisa Dennison, ha agregado que la pintura de Goya se incluirá en la sección de la muestra sobre la Niñez, uniéndose así a otras 21 obras del maestro español, entre éstas el sublime retrato de La Duquesa de Alba, perteneciente a la colección de la Hispanic Society de Nueva York.

Niños del carretón fue sustraído el 8 de noviembre de 2006 en el estado de Pensilvania cuando era trasladado en un vehículo desde Toledo a Nueva York, donde iba a ser expuesto en el Guggenheim. El lienzo fue localizado a los pocos días en buenas condiciones después de que un ciudadano no identificado llamara al número de teléfono que puso a disposición el FBI para obtener información fiable sobre el paradero de la pintura.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La investigación del FBI aún sigue su curso, según informa el comunicado del Museo Guggenheim.

El lienzo, pintado en 1778 por quien es considerado "el primero de los artistas modernos", muestra una escena infantil de carácter festivo, y llegó a adornar el dintel de la puerta del dormitorio de los Príncipes de Asturias en el palacio de El Pardo, cercano a Madrid.

La pintura, de 145 por 94 centímetros, estaba asegurada en 1,1 millones de dólares (850.000 euros), aunque su valor real es incalculable, lo que hacía "virtualmente" imposible su venta en el mercado negro, de acuerdo con los expertos.

La muestra del Guggenheim, la primera en Nueva York que ofrece un amplio panorama de cinco siglos de pintura española, se clausura el 28 de marzo próximo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS