Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

B.B. King, hospitalizado en Texas con síntomas de gripe

La leyenda del 'blues', de 81 años, evoluciona favorablemente y será posiblemente dado de alta el sábado

La leyenda del blues estadounidense B. B. King se halla en buen estado de salud tras su hospitalización en la noche del jueves en un hospital de Galveston (Texas) con fiebre y lo que parecían "síntomas de gripe", según ha informado su representante. El famoso compositor y cantante, de 81 años, tuvo que cancelar las dos actuaciones que tenía previstas en la Gran apera de 1894 de Galveston para el jueves y el viernes por la noche ante su repentino empeoramiento de salud, según la directora del teatro, Maureen Patton.

Sin embargo, B. B. King evoluciona favorablemente y desde el hospital ha informado que será posiblemente dado de alta el sábado. Un portavoz del hospital, John Koloen, ha apuntado que King permanecerá en la unidad de cuidados intensivos para ancianos hasta este sábado, "para poder estar seguros" de que todo irá bien. Es más, el rey del blues actuará el próximo martes en Fort Worth,

según su agente.

King, que es diabético, se encuentra hospitalizado bajo tratamiento de antibióticos a causa de una fiebre cercana a los 38 grados centígrados y de otros síntomas típicos de la gripe. Un malestar de estas características en una persona más joven no hubiera requerido hospitalización, pero la avanzada edad de King, 81 años, hizo temer por la evolución de su estado de salud.

Natural de Misisipi, B. B. King es cantante, compositor y autor de su propias canciones y ha grabado más de 50 álbumes a lo largo de su carrera. Ha sido un mito del panorama musical estadounidense durante los últimos 60 años y ha pasado a la historia con canciones como The Thrill is Gone, Every Day I Have the Blues y You Upset Me Baby.

King es uno de los músicos de blues más influyentes del país, según su página web (www.bbking.com), e incluso fue galardonado en diciembre pasado por el presidente de EEUU, George W. Bush, con la medalla presidencial de la Libertad por sus contribuciones musicales.